Actor de Grey’s Anatomy reveló el padecimiento por el que fue internado

238

El actor Justin Chambers mejor conocido por su interpretación del médico hot de Grey’s Anatomy, rompió el silencio para revelar que un trastorno biológico en vez de una adicción al alcohol, fue la causa de su hospitalización en un centro de salud.

Conocido en la exitosa serie como el doctor Alex Karev, este actor supo ganarse el corazón de la fanaticada por su interpretación en la serie. Confesó que el éxito aparte de sorprenderlo lo sobrepasó pero le generó una especie de ansiedad que afectó sus ciclos de sueño.

Este artista llamó poderosamente la atención en la industria debido a que siempre mantuvo una postura bajo perfil y una vida muy íntima lejos del ojo de los medios de la farándula.

Se dio a conocer en Grey’s Anatomy

A sus 49 años alcanzó la popularidad gracias a su personaje, un episodio de su pasado permitió que sus fanáticos conocieran un poco más la vida del galán que se estrenó con el primer capítulo y que se ha mantenido en las 16 temporadas de la serie.

Precisamente en el año 2008 durante la cuarta temporada, el actor debió internarse en una clínica psiquiátrica. En aquel momento los portales de espectáculo reseñaron que el artista había acudido al centro debido a una “adicción a las drogas”, pero en realidad éste sufría un trastorno del sueño que no lo dejaba descansar.

Según el portal de espectáculos TMZ, el escándalo en torno al artista se generó cuando fue fotografiado semi-inconsciente en un bar de Pal Springs.

“Todos pensaban que estaba borracho porque se desmayaba en su mesa. Pero cuando le pregunté al mozo qué le habían estado sirviendo, ¡juró que solo era cerveza sin alcohol!”, dijo en aquella ocasión un testigo.

Meses después Justin Chambers concedió una entrevista a la revista People, en donde rompió el silencio y contó el calvario que vivió tras desarrollar dicho padecimiento.  

“Sufro de un trastorno biológico del sueño. Tu cuerpo está cansado pero tu mente sigue trabajando. Te acuestas y luego te levantas y caminas, y luego te acuestas pero no puedes dormirte. Es como un perro persiguiendo su cola. Pasé unos dos meses sin dormir realmente. Entonces, un especialista con el que había estado trabajando me remitió a la clínica. Antes de ingresar dormía solo una hora por semana”.

Manifestó que para él no fue fácil porque deseaba que su familia estuviese alejada de rumores de adicción, dado que Britney Spears estaba recluida en el mismo lugar y los paparazis vivían apostados allí para tratar de hacer alguna gráfica de la artista y por ende de Justin.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *