¿Adelgazar mejorará el sueño?

132

Estados Unidos.- Disminuir el peso, sobre todo comprimir el abdomen, perfecciona y optimiza en un 20% la calidad del sueño y comprime la incidencia de la apnea, reveló una investigación reciente llevada a cabo en territorio de los Estados Unidos, por lo que el endocrinólogo y especialista  argentino Alejandro García manifestó que corregir el sobrepeso y respetar ciertos indicadores a la hora de dormir son estrategias esenciales para conseguir un buen descanso.

“Parece ser que corpulencia y disposición del sueño se encuentran muy vinculadas, debido a que dormir mal reduce la acción de la leptina, hormona ordenadora de la saciedad, y acrecienta la concentración de la grelina -hormona del hambre-, responsable de la acentuación de la ingesta”.

De esta manera, la investigación de la Universidad de Berkeley (California, Estados Unidos) descubrió que luego de una mala noche se acrecienta la necesidad de comer durante el día, y fundamentalmente las ganas de ingerir “comida basura”.

“Existe gran cantidad de información que refiere las variaciones del sueño vinculadas a obesidad, tales como apneas, desvelo o el síndrome de las piernas inquietas, y a su vez numerosas de esas enfermedades poseen una reciprocidad directa con eventos cardiovasculares graves o lesiones cerebrovasculares”, puntualizó García.

Según reseñó el portal Comer Mejor, precisamente, la investigación manifiesta que la privación de sueño lleva a distinguir alimentos más calóricos, lo que añadido o aunado a la alteración hormonal antes indicada lleva a desarrollar obesidad o poseer problemas para bajar de peso.

Resultado de imagen para ¿Adelgazar mejorará el sueño?

Resulta indispensable por lo tanto modificar los hábitos de vida que ayuden a darle sustentabilidad a la voluntad  y el esfuerzo que representa perder peso, como la actividad física y el apropiado descanso del individuo”.

Pero si bien las investigaciones manifiestan que en un individuo con sobrepeso u obesidad perder kilogramos y masa grasa resulta significativo, también lo es disfrutar de una conducta establecida en cuanto a los horarios para ir a dormir.

“Las recomendaciones estriban de cada alteración en específico, pero a aquellas personas que les cuesta concretar el sueño se les recomienda por lo corriente no ingerir bebidas alentadoras después de las seis de la tarde (como café, té, mate, bebidas colas o cacao), dormir en un espacio tranquilo o darse un baño caliente antes de acercarse a la cama”, especificó.