Adiós Venezuela

117

Caracas.- La inseguridad, la política y la crisis económica son algunas de las principales razones por la que los venezolanos buscan irse del país, en busca de un mejor futuro en otras fronteras. Para el año 2014 se estimaba que al menos 1 millón 200 mil venezolanos habían abandonado el país; esa cifra hoy por hoy es más alta.

Si bien para ningún ciudadano se hace fácil tomar la decisión de emigrar, para los venezolanos cada vez es más común asistir a una fiesta de despedida de algún familiar o amigo cercano que abandona el país. ¿Es esto normal?

La situación que vive actualmente Venezuela es bastante complicada. Hay una crisis política que hace insostenible la vida. La inseguridad es la principal causa por la que miles de ciudadanos han abandonado nuestras fronteras. De acuerdo con el Consejo de Ciudadanos para la Seguridad Pública y Justicia Criminal de México, Barquisimeto es 21era ciudad más peligrosa del mundo con 46,6 asesinatos por cada 100 mil habitantes; Ciudad Guayana es la 12da ciudad con 62.13 asesinatos por cada 100 mil habitantes; Valencia es la 7ma ciudad con 71.08 asesinatos por cada 100.000 habitantes, y Caracas, la capital, es la segunda ciudad más peligrosa del mundo con 115.98 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Es decir, cuatro de las ciudades más peligrosas del mundo se encuentran en Venezuela.

Aunado a la inseguridad que se vive día tras día en el país, existe una alta tasa de impunidad por parte de nuestros tribunales, además de un régimen penitenciario ineficiente que favorece a la criminalidad. Muchos de los secuestros son planificados desde el interior de las cárceles.

Esta es la principal causa por la que miles de jóvenes piensan en abandonar el país para establecerse en otro donde puedan disfrutar de una mejor calidad de vida.

La economía es otra de las razones. La escasez de productos básicos en los supermercados han llevado al venezolano a hacer largas filas a las afueras de los comercios para adquirir estos productos; además las compras se realizan por día según el último número de la Cédula de Identidad. Mientras la producción nacional es cada vez menos y la mayoría de los productos que se consumen en el país son producto de la importación, el gobierno alega que existe una “guerra económica” dirigida desde los Estados Unidos en contra de Venezuela.

Para el mundo no es un secreto que existen venezolanos que actualmente se encuentran viviendo en todas partes del mundo; muchos tienen historias de éxito que contar, otros no han corrido con la misma suerte, pero regresar no está en sus planes, al menos a corto plazo.

Los altos índices de inmigración representan también un peligro y una amenaza para el país debido a que muchas de las personas que se van del país cuentan con un título universitario. Un estudio reciente muestra que el 48% de los venezolanos que emigran son calificados, esto se traduce en una gran fuga de talentos que pueden ser aprovechados en nuestro país y lamentablemente esto no es así.

Si bien son muchos los jóvenes que siguen creyendo en un futuro en Venezuela, la situación los empuja a pensar lo contrario y a buscar un mejor futuro en otras tierras. Adicionalmente, no existen programas para reconectar a los venezolanos que se han ido con su país; no existe un interés por parte del gobierno con vincularse con los profesionales que han emigrado. Es decir, existe una desconexión total entre las instituciones venezolanas y los venezolanos en el exterior.

Para nadie es fácil salir de su país, enfrentarse a otra cultura, a un mercado laboral desconocido y al reto de hacer vida en otro territorio, pero parece que los venezolanos prefieren asumir este reto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *