Adolescentes de la comunidad LGBT pueden sufrir más violencia

83

Los estudiantes de la comunidad LGBT que cursan estudios de secundaria en Estados Unidos tienen más probabilidad de ser víctimas de acoso y violencia física.

Según un estudio del gobierno de Estados Unidos,  el respaldo de las familias y de la comunidad es esencial para el completo bienestar de estos jóvenes.

“Esas desigualdades trágicas son un llamado para que las agencias de salud pública y educación, las comunidades y las familias tomen medidas aceleradas para proteger las vidas de los jóvenes gays, lesbianas y bisexuales”, planteó el Dr. Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de Prevención del VIH/SIDA.

Asimismo, manifestó que se debe evaluar cómo llegar a un mayor alcance de la problemática para proteger el bienestar de los jóvenes dentro de las escuelas secundarias a lo largo de todo el país.

El informe presentado por los centros de control encontró que los estudiantes de la comunidad LGBT, tienen muchas más probabilidades de ser atacados físicamente. Según cifras oficiales, se destaca que las violaciones presentan un 18 frente a un 5% de violencia en las relaciones sexuales, un 23 frente a un 9% de acoso en la escuela, y un 34 frente a un 19% de acoso en línea.

También se estimó que estos estudiantes tienen un riesgo mucho más alto de suicidio, depresión, adicción y mal rendimiento escolar; así como también resultaron ser cinco veces más propensos que otros estudiantes a usar drogas de manera ilegal.

Los datos obtenidos de esta encuesta no mencionan el motivo específico por el que se observan estas disparidades, pero diversas investigaciones señalan que algunos problemas podrían poner a los jóvenes en riesgo de sufrir cualquier tipo de violencia física.

El estudio llegó a la conclusión que la ausencia del respaldo de la familia, de los compañeros y la comunidad que los rodea en general. Puede dejar consecuencias irreversibles para estos jóvenes.

Mermin resaltó que “la conexión, o vínculos sociales, con los compañeros, maestros, escuelas u organizaciones comunitarias, es clave para proteger la salud de esos adolescentes”.

Finalmente, hizo mención a la importancia del papel que juegan estos jóvenes en la sociedad, por lo que sugieren dar respuestas más inmediatas a este sector de la población.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *