lunes, septiembre 27, 2021
InicioDeportesAFA - FIFA: La problemática del fútbol

AFA – FIFA: La problemática del fútbol

Fútbol.- El deporte rey vive momentos críticos, sus cimientos burocráticos están al borde de la “demolición” debido al efecto dominó comenzado a raíz del megaescándalo de corrupción conocido como «FIFA-Gate».

A las recientes detenciones de los empresarios Hugo y Mariano Jinkis -directivos de la empresa de marketing deportivo Full Play Group SA-, Alejandro Burzaco -accionista y CEO de Torneos y Competencias SA, la mayor productora y comercializadora de eventos deportivos de América Latina-, de los dirigentes deportivos Nicolás Leoz -ex miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y ex presidente de la CONMEBOL-, Juan Ángel Napout -presidente de la CONMEBOL y vicepresidente 1º de la FIFA– y José Luis Meiszner -ex presidente del Quilmes y ex secretario General de la CONMEBOL– se suman las sanciones disciplinarias de Michel Platini -presidente de la UEFA– y de Joseph Blatter, presidente de la FIFA.

Ambos dirigentes, fueron suspendidos de cualquier actividad relacionada con el fútbol, una sanción válida en los ámbitos nacional e internacional, por un período de ocho años. Con este suceso, y sin dudas, las aspiraciones de Platini en la búsqueda por suceder a Blatter en el ejecutivo del máximo entre regulador del fútbol, se sepultan definitivamente.
Sin embargo, el principal perjudicado es el suizo Blatter. Cabe recordar que a pesar de haber sido reelecto el 29 de mayo del 2015, Blatter debió renunciar a su cargo a causa del «FIFA-Gate» y si bien estaba estipulado que su renuncia fuera efectiva a partir del año entrante, la reciente suspensión acaba de anticipar su retiro.

La Asociación de Fútbol Argentino votó en contra de la reelección, y corrupción, de Blatter en las pasadas elecciones porque «se necesitan cambios», según Rodolfo D’onofrio, presidente de River. Sin embargo, hay problemas que aquejan al fútbol argentino, como la violencia, y “los dirigentes que no la combaten son cómplices”, acusa Pablo Carroza, periodista. La violencia en el fútbol es un hecho mal naturalizado por los argentinos que impide su disfrute a muchas familias. Gustavo Veiga, también periodista, reflexiona que «para entender esto mejor, no hay que disociar violencia de corrupción«.
Ensamblado con estos conceptos, nació el «Frankestein del fútbol», verdadera causa por la que miles de hinchas, aterrados por crímenes como el de Gonzalo Acro, prefieren sacrificar sus pasiones en vez sus vidas. El “monstruo” no se creó solo, sino que fue alimentado por “quienes deben detener el problema”, concluye Veiga.
Desde la experiencia «digerencial», Javier Cantero -ex presidente de Independiente– coincide  y arremete contra la AFA que, según él, no solucionará el problema “porque ellos lo ocasionaron». Y, ¿quién sí podría? Cantero sugiere una intervención del Estado.
Alejandro Rodríguez -ex secretario de Deportes y Juventud de la provincia de Buenos Aires– impulsa una «Ley Antibarrabrava» que podría terminar con todas estas asociaciones ilícitas. Hasta hace unos meses, su apliación parecía improbable porque, en palabras de Veiga, “si el gobierno saliente hubiera querido hacer algo, ya lo hubiera hecho”.
Es en ese sentido que la esperanza para un mejor fútbol argentino recae en las acciones conjuntas que tome el gobierno electo del ingeniero Mauricio Macri y de quien logre imponerse (sea Marcelo Tinelli o Luis Segura) como presidente en la AFA, un cargo que de momento parece quedar vacante desde el fallido intento de votación del pasado 3 de diciembre.
“Soluciones hay, lo que falta son decisión y voluntad para implementarlas”, afirma Cantero. De lo contrario, no se le podrá jamás “ganar el partido” ni a la corrupción, ni a la violencia.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments