Alcaldes en México: de cara al peligro

107

México.- La lucha contra el narcotráfico, así como la guerra territorial entre bandas, representan un peligro para la vida de funcionarios mexicanos. A continuación algunos datos sobre las situaciones que viven los alcaldes de esa nación.

Decenas de muertes

La Asociación de Autoridades Locales de México y la Asociación Nacional de Alcaldes estiman que entre 79 y 84 funcionarios municipales o locales han muerto de manera violenta entre el año 2006 y agosto de 2016. Esta lista incluye alcaldes en funciones y exalcaldes.

Casos diversos

El pasado 3 de agosto se presentó uno de los casos más recientes, el de José Santamaría Zavala, alcalde de Huehuetlán El Grande, en Puebla. Santamaría ya había sido víctima de un atentado en 2015. Pero en esta oportunidad lo emboscaron y acribillaron. La investigación señala al robo de la nómina del municipio como posible motivo del asesinato.

El violento Guerrero

Algunos días antes, exactamente el 22 de julio, un comando armado ocasionó la muerte del alcalde de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte. Después del crimen, 63 alcaldes de Guerrero exigieron urgentemente reforzar la seguridad en el turbulento estado mexicano.

Alcaldes méxico segundo enfoqueLa respuesta de la sociedad

Esta cantidad de crímenes contra los alcaldes han desatado protestas ciudadanas en México. En varios municipios, la corrupción y la delincuencia organizada mantienen a los ciudadanos como víctimas entre las pugnas de distintos grupos de interés. La sociedad exige mayor seguridad para sí y para los funcionarios honestos.

Lucha que cuesta la vida

Gisela Mota Ocampo, alcaldesa de Temixco, había prometido luchar contra la criminalidad organizada que campea en ese municipio del estado de Morelos. Pero Gisela sólo se mantuvo unas pocas horas en el cargo. Un comando entró en su casa y asesinó a la funcionaria de 33 años.

Alcaldes méxicoAide segundo enfoque

Aidé Nava

Familias y muerte 

Aidé Nava, por su parte, no pudo siquiera llegar a la alcaldía de Ahuacuotzingo, en el estado de Guerrero también, ya que, siendo candidata al puesto, fue brutalmente asesinada. El caso fue presentado como una advertencia por parte del crimen organizado a “los políticos que no se quieran alinear”. El esposo de Aidé, exalcalde de Ahuacuotzingo, también fue asesinado en 2014.

Alcaldes victimarios

Sin embargo, no todos los alcaldes mexicanos son un vivo ejemplo de honradez al punto de arriesgar la vida. José Luis Abarca, exalcalde de Iguala, Guerrero, es la muestra. Su caso le dio la vuelta al mundo, gracias a la noticia de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa. En conjunto con María de los Ángeles Pineda, su esposa, Abarca fue vinculado a grupos de delincuentes, como Los Rojos. Luego de darse a la fuga, los esposos fueron detenidos en la ciudad de México y en la actualidad ambos están en prisión. Algunas versiones apuntan a que Abarca y Pineda dieron órdenes de detener y probablemente ajusticiar a los estudiantes de Ayotzinapa, en conspiración con Los Rojos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *