Alemania convocó a banqueros para hablar el Brexit

95

Alemania.- La Autoridad Federal de Inspección Financiera de la República de Alemania (BaFin, por sus siglas en alemán) se congregará con las instituciones financieras el venidero día lunes, con el propósito de exponerles las condiciones para trasladar parte de su negocio de Reino Unido a Fráncfort.

Según reseña el  portal web de Reuters, las primordiales economías europeas se ponen en marcha para intentar sacar provecho tras los resultados y derivaciones del Brexit y cautivar compañías de Reino Unido a sus naciones.

En este sentido, la economía más vigorosa del territorio europeo, Alemania, no pretende ser menos. Su Autoridad Federal de Supervisión Financiera (conocida popularmente por su acrónimo BaFin) ha citado a una veintena de entidades financieras extranjeras para definir las exigencias para trasladar parte de su dependencia de Reino Unido a Fráncfort, el núcleo financiero de Alemania y uno de los asientos más significativos de Europa, según el mencionado medio.

El encuentro, (el primero con estas particularidades que se celebra en territorio de Alemania), tendrá lugar el próximo  día lunes y, de acuerdo con las fuentes de Reuters, contará con la representación de actores del Bundesbank y del BCE.

Las jurisdicciones y representaciones alemanas pretenden dejar despejado, que su intención por conquistar negocios desde Reino Unido tras el Brexit, no conjeturará la cancelación de un cheque en blanco a las instituciones financieras, las cuales deberán cumplir condiciones como: instituir a sus altos ejecutivos en Fráncfort o respetar rigurosos adeudos en materia de comisión de riesgos.

Y es que en Alemania concurre cierta desconfianza en referencia a las prácticas de la gran banca de cambio anglosajona, que hasta el momento canaliza buena parte de sus sistematizaciones internacionales desde la ciudad de Londres.

Esta opinión se ha visto vigorizada por la ordenanza de siete mil doscientos millones de dólares asignada en Estados Unidos al mayor banco berlinés, Deutsche Bank, por su rol en la dificultad de las hipotecas basura.

Unas dudas que, sin embargo, no imposibilitan que los políticos germanos sean cada vez diestros a la hora de pretender captar el negocio de aquellas compañías que buscan un nuevo establecimiento en Europa ante el Brexit.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *