Alemania indemnizará a empresas españolas

110

Alemania.- Seis años después de la conocida crisis del pepino, a Hamburgo le corresponderá indemnizar a dos compañías españolas por culparlas por error del brote de Escherichia coli que el pasado año 2011 provocó medio centenar de fallecimientos y más de cuatro mil casos de contagio.

De este modo, la ciudad-estado berlinesa llegó a un acuerdo extrajudicial con la malagueña Frunet y con Hortofrutícola Costa de Almería, luego de que se solventara en segunda reclamación el recurso presentado por las jurisdicciones de Hamburgo contra el dictamen que ya dio la razón a la primera asociación en el año 2015.

El vocero del Gobierno de Hamburgo, Rico Schmidt, explicó que el departamento de Sanidad accedió a indemnizar a cada una de las compañías con una cantidad entre 400 mil y 700 mil euros, según informó a la Agencia Efe.

La prensa germana, que adelantó este miércoles la noticia reseñada en España por el diario El País, estimó que la indemnización era en base a “seis dígitos”.

Resultado de imagen para Alemania indemnizará empresas españolas

Frunet solicitaba inicialmente más de dos millones de euros. Su gerente, Antonio Lavao, explicó a RTVE.es que el convenio representa un “alivio” no tanto por el fondo económico, que ya no era “tan distinguido“, como por el hecho de “cerrar un capítulo“.

“Nosotros ya habíamos ganado al lograr no cerrar la compañía” y después de que las autoridades “reconocieran que habían desatinado”, añadió.

La reconocida crisis del pepino reventó el 26 de mayo del año 2011, cuando la parlamentaria de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, aseveró que el brote de E. coli, que en ese instante había producido tres víctimas en Alemania, se debía a la existencia de la bacteria en pepinos originarios de España, según los exámenes efectuados por el Instituto de Higiene de Hamburgo.

Aunque días después Alemania cambió, reconociendo que la bacteria no era de la cepa que estaba provocando las víctimas y que el origen se encontraba en brotes provenientes de un cultivo de Baja Sajonia, el daño en el sector hortofrutícola español ya estaba hecho.