Alta seguridad para la toma de posesión de Donald Trump

118

Estados Unidos.- La fuerza completa del aparato de seguridad estadounidense será destacada con el fin de montar guardia al presidente electo Donald Trump, durante la toma de posesión el viernes. 

Se estiman unas 900.000 personas en Washington asistiendo a la ceremonia de investidura y actividades ligadas al evento.

Más de 100 cuadras (unos 3,7 kilómetros cuadrados) serán cerradas al tráfico automovilístico mientras las autoridades estatales, locales y federales crean una burbuja protectora en los alrededores de la ceremonia de toma de posesión, las festividades presidenciales y las protestas opositoras. Se espera que el valor final supere los 100 millones de dólares.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, comentó la semana pasada en un reporte desde un centro de comando y control que un aproximado de 28.000 miembros del Servicio Secreto, del FBI, de la Administración de Seguridad de Transporte, de la Policía de Parques, de la Guardia Costera y de la policía local de Washington y de todo el país estarán desplegados por toda la ciudad para reforzar la seguridad.

Al Departamento de Seguridad Nacional le preocupan los “lobos solitarios”, mientras que 99 grupos pro y anti Trump planean realizar marchas ese mismo día.

A pesar de la ausencia de una “amenaza específica y creíble”, Johnson expresó a los periodistas que el foco principal estaría en “actos individuales de extremismo violento y en personas que se auto-radicalizan”, como se ha podido presenciar en los recientes ataques en Francia y Alemania. Camiones y autobuses serán puestos en lugares estratégicos a fin de bloquear grandes reuniones de peatones.

El secretario de Seguridad Nacional asimismo estimó un total de 99 grupos a favor y en contra de Trump que llevarán a cabo demostraciones entre el viernes y el sábado por la noche.

La Marcha de Mujeres sobre Washington, la cual está atrayendo a una gran coalición de grupos contra Trump, podría reunir a más de 200.000 personas el sábado. Se pronostican temperaturas cálidas, de 10 grados centígrados con lluvias nocturnas el viernes y para el sábado unos 16 grados, lo que podría ayudar a que más personas asistan a esa manifestación.

Lo que no se puede llevar a la investidura

Los titulares de boletos para la ceremonia inaugural podrán entrar por medio de seis puntos de control de seguridad pública, los cuales rodean el National Mall y el Reflecting. La lista posee no menos de 40 artículos prohibidos, entre los que incluyen armas de fuego, globos, fuegos artificiales, tambores, silbatos y mochilas, entre otros.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *