Amazon lanzó en España su stick para TV

55

El televisor inteligente se convierte en un centro de entretenimiento en el que el usuario demanda el contenido a voluntad: Netflix, YouTube… pero no solo esto, también pueden descargarse aplicaciones diversas e incluso consultar las redes sociales desde el confort del sofá. 

Sin embargo, un salto a un televisor que posea estas características no siempre está justificado, no solo por el desembolso económico -aunque hay modelos muy asequibles- sino porque el televisor actual todavía puede tener muchos años por delante. En este sentido, Amazon acaba de lanzar en nuestro país su Fire TV Stick, un periférico que puede obrar el milagro de convertir nuestro viejo televisor en inteligente.

El Fire TV Stick fue lanzado en su primera versión en 2014 exclusivamente en Estados Unidos, con una evolución posterior que incluye Alexa, el asistente virtual de la casa, el año pasado; pero por fin el gigante de Jeff Bezos se ha decidido a comercializar el producto en España, aunque en su versión Basic.

¿De qué trata el dispositivo?

Para los que quieran saber de qué va este instrumento, se trata de un periférico con una disposición semejante a la de un pendrive (pero de mayores dimensiones) que se conecta al puerto HDMI del televisor para multiplicar sus prestaciones. Se trata de un dispositivo muy similar al Chromecast de Google, aunque con bastantes matices.

Este instrumento de Amazon se conecta al puerto HDMI del televisor, con lo que cualquier televisor que disponga de él lo soporta (incluso si es de tubo con un pequeño truco) y tras conectarlo a la red eléctrica y al wifi de la casa, puede utilizarse desde el primer momento.

El usuario se encontraría con un menú repleto de aplicaciones que podrá navegar gracias a un mando a distancia incluido en el pack, y este último detalle es importante: Chromecast se comercializa sin mando a distancia y la única forma de manejarlo es a través del móvil.

Con este dispositivo conectado, se tendrá acceso a todo el catálogo de series y películas de Prime Video (el servicio de suscripción de Amazon) siempre y cuando estemos abonados, lógicamente, así como a la extensa tienda de aplicaciones de la plataforma.