Amenazaron de muerte fiscal español que investiga mafias rusas

118

España.- José Grinda, fiscal español que investiga mafias rusas fue amenazado de muerte junto a su familia.

El representante del Ministerio Público está a cargo de la investigación de las mafias rusas en España.

La amenaza la recibió a través de la organización Tambovskaya, la cual es considerada una de los grupos delincuenciales más importantes en el mundo.

Su líder es Gennadios Petrov. Este delincuente será presentado en el banquillo de la Audiencia Nacional.

Es acusado por presuntos delitos de blanqueo y asociación ilícita.

También es un asesor criminal y colaborador de estos grupos delincuenciales. Así lo informó la Fiscalía Anticorrupción al tribunal de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal.

El juicio que fue este lunes 19 de febrero sirvió para acusar a 18 personas presuntamente involucradas con esta organización criminal.

La organización Tambovskaya fue descubierta en España en 2008, en el marco de la operación Troika.

Las mafias rusas en España

Tras fuertes amenazas, el representante del Ministerio Público teme por su vida y la de su familia.

“El miedo infundido por estos criminales data desde el 2016”, según expresó Consuelo Madrigal, exfiscal del Estado.

Madrigal exfiscal del Estado en 2016 se dirigió al entonces secretario de Estado de Interior, Francisco Martínez para solicitar información sobre la protección del fiscal amenazado y su familia.

Madrigal precisó que “existen amenazas hacia la familia del funcionario público, y entre los amenazados hay menores de edad”.

En el documento se expresó textualmente que “los antecedentes delictivos de esta organización inciden en las inquietantes amenazas”.

Las amenazas son atribuidas a esta organización criminal, según se precisó en el documento.

Grinda, junto con el fiscal Juan Carrau representan a la Fiscalía en el juicio.

Los hechos son operaciones de blanqueo de dinero con un origen supuestamente ilícito de las actividades criminales de la banda Tambovskaya-Malyshevskaya en Rusia.

Durante la primera sesión los acusados manifestaron que estarían dispuestos en reconocer los hechos, pero basados en dos acuerdos.

Aunque los medios de comunicación españoles no precisaron los acuerdos, los acusados son Mikhail Rebo y Leonid Khazine.

Mikhail Rebo compartió negocios con Alexander Malyshev, líder de la organización.

El segundo de los implicados Leonid Khazine compartía intereses económicos en España con su aliado Sergey Kouzmin.