Amnistía Internacional acusó al Gobierno argentino de incentivar la xenofobia

251

Amnistía Internacional cuestionó a la política migratoria del Gobierno de Mauricio Macri por las “medidas regresivas” experimentadas en los últimos cuatro años, entre las que se encuentra la vulneración de derechos adquiridos, el fomento de la retórica xenófoba “por parte de autoridades y funcionarios públicos” y la separación de familias.

Desde fines de 2016 se ha experimentado un retroceso significativo“, dijo la directora de Política y Justicia Internacional en Amnistía Internacional Argentina, Mariana Fontoura Marques. “La Ley Nacional de Migraciones sancionada en Argentina hace 15 años fue un modelo para muchos países del mundo e inspiró reformas en toda la región, pero lamentablemente en los últimos años todo aquello quedó en el pasado”.

Asimismo, el documento presentado ante la ONU focaliza cuatro aspectos de mayor importancia: la regresión en la normativa migratoria, la separación familiar, el aumento de las barreras para la regularización y el aumento de los casos de discriminación, racismo y xenofobia.

El informe presentado ante el Comité para los Trabajadores Migratorios de Naciones Unidas (CTM), por parte de Amnistía Internacional, constituye la segunda revisión a la que se somete el país. La anterior se produjo en el año 2011.

Lea también La perspectiva de riesgo de Argentina bajó de estable a negativa

El informe de Amnistía Internacional

La evaluación de Amnistía Internacional inicia con la mención del decreto 70/2017, que en 2017 modificó la Ley de Migraciones. Entre otras cosas, habilitó las deportaciones exprés (aún en casos en los que no hay sentencia firme) y creó trabas al acceso a la defensa oficial.

“Esto llevó a un aumento cabal del número de expulsiones, en procesos donde no sólo se vulneran las garantías, sino que también se viola el derecho a la unidad familiar”, explicó Marques.

La separación de familias, puntualmente los casos de separación de madres y padres e hijos, es otro de los temas que pone de manifiesto el informe.

El documento menciona, en particular, el caso de Vanessa Gómez Cueva, que fue deportada a Perú con su hijo de dos años tras haber cumplido una condena penal. En Argentina quedaron sus otros dos hijos. Al momento de su expulsión, la mujer de 33 años trabajaba como enfermera.

También es notorio el incremento de la persecución policial y judicial hacia vendedores ambulantes senegaleses en la ciudad de Buenos Aires. Operativos en la vía pública terminan frecuentemente en violentos episodios de incautación de mercadería, hostigamiento, abuso de la fuerza, malos tratos y detenciones arbitrarias de estos migrantes”, agrega el documento.

Asimismo, el aumento del 1000% en las tasas migratorias que “dificultan el acceso a personas de bajos recursos” y la sanción de leyes provinciales, como la expulsión de inmigrantes con antecedentes en Chubut, o el cobro de la atención médica en Misiones y Jujuy, que destaca la organización. 




One thought on “Amnistía Internacional acusó al Gobierno argentino de incentivar la xenofobia

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *