Ana Frank no descansa

Como un pasado que vuelve, Ana Frank, sigue viviendo a través de muestras, museos, libros y la historia en si misma.

Se inauguró hace unos días una muestra sobre la historia del nacizmo, el ascenso de Hitler, y la vida de los judíos durante este nefasto período, conocido como el Holocausto.

[pullquote]“Esta exposición tiene como contexto el trabajo que la UCA viene haciendo con temas muy graves como la trata de personas, la inclusión social, el sufrimiento de la gente“.  Cecilia Cavanagh.[/pullquote]

Es una muestra dirigida especialmente a un público que no conoce la historia en general o la de esta niña en particular, ya que no es algo de lo que se hable habitualmente o que se enseñe con mucha frecuencia en los colegios. La muestra se realiza en el pabellón de Bellas Artes de la UCA.

La muestra contará con la posibilidad de ver objetos originales, como la estrella dorada que se obligaba a usar a los judíos, cocida en la ropa, un libro original con un transmisor en su interior que utilizaba la resistencia y un fascimil de dos hojas del libro original de Ana entre otros objetos. Todos ellos aportados por la Casa de Ana Frank en Argentina.

Si bien la muestra está montada por la directora del pabellón de artes y el titular de la casa de Ana, el montaje viene directo de Amsterdan, donde está el museo que establece los principios rectores para las muestras itinerantes que patrocina en todo el mundo.

La muestra cambiará en dos semanas y estará más centrada en la vida de esta niña, que vivió durante dos años, en la casa de atrás , como la llamaban sus ocupantes…

La historia de Ana está relatada en un libro que fue traducido a más de 60 idiomas, en Argentina se editó con el nombre de “El diario de Ana Frank” pero en otros países fue hecho con el nombre de “la casa de atrás “

El holocausto se puede ver un poco más si uno se acerca al Museo del Holocausto, declarado Sitio de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por su esfuerzo y contribución permanente para incorporar la temática del Holocausto a la Educación como modo privilegiado de recuperar la historia para prevenir la reiteración de actos racistas y violentos.

Eleonora María Giménez

Eleonora María Giménez

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email