martes, septiembre 28, 2021
InicioInternacionalesÁngela Merkel aseguró que 590 muertos diarios no es aceptable

Ángela Merkel aseguró que 590 muertos diarios no es aceptable

Este miércoles 9 de diciembre, la canciller alemana Ángela Merkel admitió que las restricciones vigentes no son suficientes para reducir las muertes y contagios por causa del coronavirus.

En ese sentido, la canciller pidió establecer restricciones más severas para frenar las muertes y los contagios por coronavirus en el país, que registró en las últimas 24 horas 590 muertos por coronavirus y una media de 20.000 nuevos casos diarios.

Lea también Países ricos compraron demasiadas vacunas contra el coronavirus

“Hay mucho contacto”

Asimismo, la canciller aseguró que “hay demasiado contacto” entre las personas, considerando apropiadas las propuestas de los expertos que propugnan el cierre entre Navidad y mediados de enero de todas las tiendas no alimentarias y los colegios.

En total, la pandemia ya deja más de 1,5 millones de decesos en todo el mundo y 68 millones de contagios, más de 20 millones de ellos en Europa, desde la irrupción del virus a finales de 2019, según un recuento de la AFP a partir de datos oficiales.

Ángela Merkel, quien además es una gran oradora, abogó con su discurso por hacer más contra la pandemia y hacerlo ya.

«A partir de hoy, quedan exactamente 14 días hasta Navidad. Y debemos hacer todo lo posible para no tener de nuevo un aumento exponencial de contagios. Solo quiero decir una cosa: si de aquí a Navidad tenemos muchos contactos y finalmente esta es la última Navidad que celebramos con los abuelos, habremos fallado en algo, y eso no puede suceder, señoras y señores diputados», recalcó la canciller.

Ángela Merkel destacó las cifras

Durante su discurso, Ángela Merkel recurrió a las cifras oficiales, asegurando que a finales de septiembre de 2020, Alemania tenía 1827 contagios por día y 12 víctimas mortales. Este miércoles 9 de diciembre, se reportan 20.815 nuevos casos diarios y 590 muertos y, a pesar de ello, «la gente sigue saliendo a la calle con su vino caliente navideño».

«Sé que es muy duro, y sé con cuánto cariño se montan los puestos de venta de vino caliente y dulces navideños. Me duele mucho, realmente me duele de todo corazón, pero si el precio que pagamos por ello es el de 590 víctimas mortales al día, entonces, desde mi punto de vista, ya no es aceptable y debemos hacer algo al respecto», mencionó en un tono suplicante.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments