Cultura

Año nuevo judío se celebró con los sabores de México

A lo largo de los años, los coloridos ingredientes del país se colaron en esos platillos judíos monocromáticos

La cultura judía ahora se ha acendrado de manera muy importante en México. De hecho, el año nuevo judío se celebró con los sabores de México.

A fines de la década de los veinte, los abuelos de la chef Fany Gerson, quienes profesaban la religión judía y eran perseguidos en aquel momento, huyeron de Ucrania y se embarcaron con dirección a la ciudad de Nueva York. Sin embargo, no pudieron ingresar por la isla Ellis por motivos que no pueden recordar, tal vez debido a la crisis financiera que precedió a la caída del mercado de valores en 1929 o debido a los límites establecidos unos años antes al número de inmigrantes de ciertos países, reseñó el New York Times.

Así fue como se establecieron en México, el país más cercano que estaba dispuesto a aceptarlos.

Para sentirse en casa, cocinaban. Preparaban sopa de bolas matzá, jalá, pescado gefilte, todos estos platillos típicos de la gastronomía judía askenazi, la cual surgió de la escasez y los climas fríos, y que aparentemente es muy distinta de la cocina mexicana, con sus abundantes productos agrícolas y especias aromáticas.

Sin embargo, a lo largo de los años, los coloridos ingredientes del país se colaron en esos platillos judíos monocromáticos. El jalá se mezcló con la floral canela mexicana y las manzanas ácidas; las bolas de matzá se llenaron de hierbas y cebolla, y el pescado gefilte se aderezó con salsa de chile guajillo. Esta es la comida con la que Fany creció en Ciudad de México.

Ahora Fany, de 42 años, vive en Nueva York. Dirige una tienda de dulces mexicanos, La Newyorkina, es copropietaria de una tienda de donas, Dough, y celebra las tradiciones culinarias de su familia cocinando una generosa cena judío-mexicana para sus amigos en el Rosh Hashaná, el año nuevo judío (esta festividad, que marca el inicio de los Días Sagrados más importantes de los judíos, comenzará este año la noche del domingo y terminará el martes al anochecer).

Lea también: Ministerio de Producción relanzó plan de Precios Cuidados

La gastronomía en el año nuevo judío

Aunque a simple vista parezca que las cocinas judía y mexicana no pueden ser más distantes, ambas están “muy enraizadas en la tradición y el orgullo, y están muy orientadas hacia la familia”, comentó Fany y agregó. “Tanto la cultura judía como la mexicana están llenas de emotividad”.

México cuenta con una de las poblaciones judías más grandes de América Latina, que hace dos años sumaba cuarenta mil personas, según el “Anuario Judío Americano del año 2016”. Sin embargo, Fany asistió a una escuela internacional, en lugar de a una judía, en parte debido al temor de su padre de que la familia fuera rechazada porque la madre de Fany era judía por conversión.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close