alcoholismo funcional

Aprende cómo detectar si padeces de alcoholismo funcional

279

Tras la apariencia de una vida saludable y exitosa, cualquier persona podría esconder una grave adicción: alcoholismo funcional.

Consiste en una adhesión que sufre un individuo hacia las bebidas alcohólicas, siendo capaz de desarrollar sus roles sociales y profesionales sin problema alguno. Por lo que suelen tener éxito sin encajar en el estereotipo sobre el típico trastorno por consumo de alcohol.

Sin embargo, este problema es un arma de doble filo. Si bien es disimulable, es también un enemigo “silencioso” que igual actúa en contra de la persona que padece el alcoholismo funcional. Para las personas que rodean a individuos con este problema, es difícil detectar quién lo padece o quién no.

De acuerdo con datos de la OMS, para el año 2016 unas 3 millones de persona en todo el mundo fallecieron a consecuencia del consumo nocivo de alcohol, lo que se convierte en 1 de cada 20 muertes.

Vea también: Cigarrillos electrónicos ganan cada vez más terreno entre los adolescentes

¿Cómo saber si padeces alcoholismo funcional?

Delphi Behavioral Health Group es una organización estadounidense que comprende una red de centros de tratamiento de adicción a las drogas y el alcohol. Según explicaron, las personas con este trastorno muestran algunos signos que pueden ayudar a detectar el problema.

  • Beben para sentirse seguros o relajarse.
  • Esconden el alcohol, niegan consumirlo en exceso o se enojan cuando se les habla de ello.
  • Beben por la mañana o cuando están solos.
  • Ponen excusas a amigos y familiares que se preocupan por su consumo de alcohol.
  • Tienen lasos de memoria cuando beben.
  • Bromean sobre el alcoholismo.
  • Suelen beber cuando no tenían pensado hacerlo.

alcoholismo funcional

Advirtieron que aunque admitir la dependencia del alcohol es difícil para cualquier persona, el estigma es todavía peor en el caso de las mujeres.

Testimonio de superación al alcoholismo funcional

Una mujer que lo ha sufrido y superado explicó cómo tras una vida social y laboral exitosa se puede esconder una grave adicción difícil de detectar.

Suzy Mcdonald tenía dos hijos pequeños y una vida aparentemente normal. “Escondía un grave problema, era una alcohólica funcional”, dio ella misma.

Según contó a la BBC, solía levantarse por la mañana y bebía algo de vodka. Bajaba para desayunar y tomaba otro trago. “Antes de salir de casa, necesitaba otro poco más”, comentó.

“Era una madre con dos hijos maravillosos, pero no eran suficiente para mí como para dejar de beber. Socialmente Bebía mucho, porque tenía muchos amigos que bebían.Me quitaba toda la ansiedad, hablaba más con la gente. Cuando tenía resaca, iba a la tienda, compraba dos botellas de vino y me encerraba en casa”, explicó Suzy.

alcoholismo funcional

En un momento dado, aterrizó en su realidad y decidió contactar con Alcohólicos Anónimos para tratar el problema. Estaba muy asustada, porque ese monstruo del alcohol se escondía tras mi vida aparentemente normal, pero estaba haciendo mella en mí”.

“Afortunadamente caí en cuenta pronto. Hoy día tengo un blog donde hablo abiertamente de mi experiencia para que otros sepan que si es posible combatir ese flagelo”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *