Aprobaron construcción de Facultad Veterinaria en Montevideo

65

Uruguay.- El estudio especializado del impacto territorial y ambiental que estimulará la edificación de la nueva Facultad de Veterinaria, obtuvo el consentimiento legítimo de la Intendencia de Montevideo, en la República de Uruguay.

Según reseñó el diario El País de Uruguay, las obras estructurales reservadas para la educación terciaria, darán cabida a un gran campus universitario, con fachada a la Ruta 8 y Vía Mangangá, dentro de los límites del Municipio F.

En este sentido, en cuatro registros que se encuentran actualmente en proceso de fusión e integran más de ciento diez mil metros cuadrados, será manejada y empleada una superficie de unos treinta y seis mil metros cuadrados para la construcción y cimentación de la planta baja y no más de tres mil en otros pisos.

En las edificaciones convivirán cerca de cuatro mil personas, entre alumnos, docentes y funcionarios. Se tiene estimado que el precio total del plan será de casi novecientos millones de dólares. Dentro del predio existirán ciento treinta lugares para estacionamiento, dos áreas tipo plazas para patios y un garaje techado para veinte automóviles. La Facultad contará además con una subestación de Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE) y un área de servicios médicos para educandos, pedagogos y funcionarios.

Según el referido diario, las edificaciones se llevarán a cabo a lo largo de seis manzanas enlazadas por una avenida central y diversas avenidas transversales. Así mismo, alojarán áreas administrativas, aularios, plazas de investigación, recintos para laboratorios, hospital, bibliotecas, comedor y estacionamiento techado.

El complejo, que conquistará la mitad del suelo, viabilizará de esta manera el esparcimiento edilicio en función de los requerimientos de desarrollo. Ya se aprecia, por ejemplo, que el pronóstico de crecimiento remontará a siete mil personas en el año 2025.

La totalidad de las construcciones y las áreas exteriores servirán de dirección y accesibilidad universal sin barreras arquitectónicas. La obra dispondrá de dos etapas, la primera sujeta al perfeccionamiento de las infraestructuras externas e internas al predio, y la segunda, los trabajos de arquitectura edilicia.

Una vez cumplidos los movimientos de tierra, y delineada buena parte de las manzanas y caminos internos del complejo, los innovadores edificios podrían emprender su surgimiento y fundación a mediados del presente año.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *