Balearon a tres hombres en Rosario, sospechan de narcos argentinos

Argentina: Balearon a tres hombres en Rosario

21

Argentina.- Asesinaron a balazos a tres hombres en una vivienda del barrio Tablada, localizado en la zona sur de Rosario. Aunque el hecho está siendo investigado ya se sospecha de una nueva venganza narco.

Fuentes policiales informaron el triple crimen ocurrió a las 10:15 de la noche en calles Colón y Presidente Quintana. Dos individuos llegaron en un Chevrolet Astra a una vivienda ubicada en Colón 3897, patearon la puerta y comenzaron a disparar. 

Dentro del hogar se encontraba el dueño, Rodolfo Palavecino alias “Petete” de 42 años de edad. Asimismo estaban dos amigos, Fabricio Heredia y Marcelo González, de 36 y 45 años respectivamente. Los tres murieron en el acto, mientras que los autores de la masacre huyeron en el mismo vehículo.

En la zona del crimen quedaron una decena de casquillos de revólver milímetros. Los funcionarios no consiguieron drogas en la vivienda, sin embargo pareciera un nuevo caso de venganza narco. La ciudad santafesina vive entre las disputas territoriales por el control de la venta de estupefacientes-

Durante los últimos dos años Rosario vivió una escalada de violencia que dejó unas 40 víctimas fatales.

En plena tarde dispararon a una mujer y un nene

Este jueves, dispararon a una mujer y un nene de cinco años en la esquina de Grandoli y Gutiérrez, en Rosario. A ambos los trasladaron al Hospital Roque Sáenz Peña con heridas en las piernas, los especialistas indicaron que ya están fuera de peligro.

Fuentes policiales destacaron que el ataque ocurrió a las 6:00 de la tarde, en la misma zona donde la semana pasada balearon un domicilio.

En este caso una mujer, de 30 años, recibió un disparo en el muslo derecho, mientras que el menor recibió el impacto en uno de sus tobillos y quedó en estado de shock por la situación vivida. Los dos heridos son vecinos de la zona.

Hace una semana, muy cerca de allí, en Sánchez de Thompson 51 bis, balearon la puerta de un domicilio donde se encontraban una mujer y un bebé, que resultaron ilesos. Luego del hecho, una escuela cercana suspendió las clases por la inseguridad que atraviesa el barrio y ante el temor de un nuevo ataque con sello narco, que finalmente ocurrió.