Argentina compró aviones de combate usados a Francia

170

Argentina.- Cinco aviones de combate usados, modelo Super Étendard, le vendió Francia al gobierno de Argentina. Así lo comunicó el embajador francés en la ciudad de Buenos Aires.

El ejecutivo galo admitió que los aviones son algo obsoletos, pero que para Argentina resultan importantes.

El país austral, que dispone de una flota obsoleta, en los próximos años prevé llevar a cabo importantes eventos internacionales.

La negociación por los aviones se efectuó durante conversaciones sobre la venta de cuatro barcos de la compañía francesa Naval Group a Argentina, según precisó el Embajador Pierre Henri Guignard en una entrevista.

El funcionario especificó: “Acabamos de vender cinco aviones caza de Super Étendard que son un poco antiguos, pero que para los argentinos son importantes”.

En cuanto al precio de la transacción, dijo que se trataba de un monto “simbólico”, considerando que no son aparatos nuevos, “pero con ellos Argentina podrá seguir utilizando Super Étendard y, específicamente los que vienen antes del G-20. La idea es que cuenten con unos aviones que sean operacionales”.

Cumbre del G-20

Cabe destacar que la Cumbre del G-20, que agrupa a los 20 países industrializados y en vías de desarrollo, se llevará a cabo en Argentina a finales del año próximo.

Asimismo, Buenos Aires estará como anfitrión durante diciembre de la conferencia ministerial que realizará la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Sobre la compra-venta de los aviones, el Ministerio de Defensa de Argentina señaló que no podía dar detalles acerca del trato.

No obstante, se calcula que la operación habría costado unos 12 millones de euros ($13,9 millones).

Argentina usó naves Super Étendard en el año 1982 durante la guerra de las Islas Malvinas contra el Reino Unido. El país no consiguió el control de la colonia británica en el Atlántico sur y perdió alrededor de 600 vidas.

En marzo, el entonces ministro de Defensa, Julio Martínez, comunicó que el país no contaba con muchos fondos para la renovación de la flota militar. Solo se adquirieron 12 aviones Beechraft Texan dirigidos al entrenamiento de los pilotos.

Por ello, buscaban alternativas menos costosas. “Sabemos que en este caso el precio inferior no implica el mismo nivel de calidad”, reconoció Guignard.