Argentina: el debate presidencial será obligatorio

111

Todo el Gobierno argentino promulgó, a través de un decreto, una ley aprobada por el Congreso que obliga a todos los candidatos presidenciales que hayan superado las elecciones primarias a presentarse a debates públicos.

Además sancionada con 152 votos positivos, 38 negativos y una abstención en la Cámara de Diputados, la normativa establece la obligatoriedad de los debates pre-electorales públicos entre candidatos a presidente de la nación, con el objetivo de dar a conocer y debatir ante el electorado todas las plataformas electorales de los partidos, frentes o agrupaciones políticas.

[pullquote]Luego de una reunión con los gobernadores vinculados al Partido Justicialista, el bloque de senadores adoptó las objeciones presentadas[/pullquote]

Esta iniciativa reforma el Código Electoral Nacional e involucra a todos los candidatos cuyas agrupaciones políticas superen el piso de votos establecido para las elecciones primarias abiertas.

Por su parte, los postulantes a la presidencia que no cumplan con esta disposición “serán sancionados con el no otorgamiento de espacios de publicidad audiovisual”, afirma la ley. Posteriormente, la Cámara Nacional Electoral será el organismo responsable de supervisar el cumplimiento de la norma al tener que convocar a los que estén obligados a participar en estos espacios en los cinco días hábiles posteriores a su proclamación como candidatos.

En un primer debate debe celebrarse entre veinte y siete días antes de la fecha de los comicios generales y será televisado y retransmitido en directo por todos los medios pertenecientes a Radio y Televisión Argentina (RTA).

Además de ello, en caso de que ningún candidato obtenga los votos suficientes para ser proclamado presidente y deba convocarse al electorado a una segunda vuelta de las elecciones, se establecerá un segundo debate obligatorio para los dos aspirantes más votados que se disputan en el Gobierno argentino.

En otras informaciones, el Gobierno de Argentina fracasó en su intento de promover un proyecto de reforma electoral que pretendía instaurar el voto electrónico tras el rechazo a la medida del bloque opositor de senadores del Partido Justicialista – Frente para la Victoria (FpV).

“El bloque de senadores del PJ-FpV seguirá analizando herramientas que permitan mejorar el sistema electoral”, comentaron hace días en un comunicado al que accedió Sputnik Nóvosti.

Luego de una reunión con los gobernadores vinculados al Partido Justicialista, el bloque de senadores adoptó las objeciones presentadas por expertos informáticos sobre la iniciativa del Ejecutivo argentino.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *