Argentina: Habrá una reunificación de la CGT

73

Buenos Aires.- El pasado se rumoró la posibilidad de que el triunvirato cegetista se disuelva y la conducción quede en manos de una sola persona

La posibilidad de la disolución del triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT) existe, se rumora que esto podría pasar hacía fin de año o para 2018, por consiguiente la central obrera sería conducida por una sola persona. Los silbidos y los abucheos aceleraron el proceso para que este triunviro se disuelva.

El próximo 22 de agosto se hará una movilización contra las políticas de ajuste que esta aplicando el Gobierno de Mauricio Macri, y además se cumplirá un año de la asunción de los tres conductores de la CGT; Juan Carlos Schmid, Héctor Daer Carlos Acuña, pero lo sucedido el viernes aceleraría el proceso para que la central obrera sea dirigida por una sola persona, para tratar de lograr una salida prolija que deje conforme a los tres sectores que lograron la unión del movimiento obrero. Y se esta analizando la posibilidad de estudiar las demandas de aquellos gremios disidentes como el Movimiento de Acción Sindical Argentino (Masa) representado por Omar Viviani y de la Corriente Federal de los Trabajadores comandada por Sergio Palazzo.

“Nosotros volvimos para defender los derechos de los trabajadores”, expresó una fuente cercana al titular del gremio de peones de taxis, Omar Viviani, y desde la Corriente Federal calmaron las aguas, “la posible disolución del triunvirato no es un tema relevante, acá hay que ver que postura tomamos para enfrentar el avasallamiento del Gobierno de Mauricio Macri”, dijo una fuente cerca al titular del gremio La Bancaria, Sergio Palazzo.

Pablo Moyano, secretario adjunto del sindicato de Camioneros confirmó que “se va a debatir la posibilidad de que la central obrera sea comandada por una sola persona”.

El Gobierno Nacional y los empresarios están prestando mucha atención a lo que puede llegar a suceder respecto a este tema.

Al ministro de Trabajo, Jorge Triaca le llegó un expediente que indica que la elección del triunvirato de la CGT fue irregular. Este documento fue entregado por Gerónimo Venegas y las 62 organizaciones peronistas, aliados al Gobierno de Mauricio Macri.

Hoy el ministro de Trabajo puede impugnar los comicios y llamar a una nueva elección, pero el funcionario de la cartera laboral no quiere ir al choque con los gremios, ya que surgió una habilitación provisoria que puede extenderse o vencer de acuerdo a como vaya la relación del movimiento obrero con el Gobierno Nacional.

Ahora la central obrera esta expectante porque Jorge Triaca se reunió con un pequeño grupo de sindicalistas aliados a Venegas disidente del actual triunviro cegetista.

La Unión Industrial Argentina (UIA) quiere que esto se resuelva cuanto antes, ya que la unión plena de la CGT permitiría lograr un consenso entre el Gobierno, los empresarios y los gremios, después de las elecciones de octubre.

Hay dos conductores de la central obrera que quieren quedarse, uno de ellos es Héctor Daer, quien cuenta con el apoyo de “los gordos” y de “los independientes”, y el otro es Juan Carlos Schmid, quien tiene el aval de los gremios del transporte, sin embargo Carlos Acuña manifiesta que “si no hay un líder, lo mejor que puede pasar es la unión del movimiento obrero”.

Schmid fue claro “acá hay varios que nos critican y nos hacemos cargo de los errores que cometimos, pero hoy por hoy no hay un gremio o un líder que tire para el mismo lado, por eso hoy estamos nosotros tres al mando de la CGT”, disparó, pero fue en ese momento cuando los abucheos y silbidos fueron en aumento con un pedido de la mayoría, ir a un paro general.

Schmid vio lo que estaba sucediendo y manifestó que “hay que lograr la unidad para que el próximo 22 de agosto le mostremos al Gobierno Nacional que no vamos a permitir que avasallen os derechos de los trabajadores”.

En el año 2004 también hubo un triunvirato comandado por Hugo Moyano, Susana Rueda José Luis Lingieri, pero en el año 2005 ese triunviro se disolvió y la conducción de la CGT quedó en manos del dirigente camionero, Hugo Moyano.

Ahora podría suceder lo mismo, aunque la conducción puede quedar en manos de Daer Schmid o tal vez como quieren varios dirigentes algún “tapado” como pasó en la década de los 80′ con Saúl Ubaldini.