domingo, noviembre 28, 2021
InicioInternacionalesArgentina: IVECO investigado

Argentina: IVECO investigado

Argentina.- La empresa de camiones, perteneciente al grupo Fiat, es investigada por la ruta del dinero en Fútbol para Todos. Estiman irregularidades en los destinos de los pagos.

La investigación estará a cargo de la jueza María Servini de Cubria y el fiscal Eduardo Talano. El objetivo es vislumbrar si lo pagado por IVECO llegó a su destino o hubo desvíos vinculados al pago de funcionarios.

La empresa forma parte del grupo CNH industrial, el holding de Fiat, que agrupa también a los negocios de fabricación de maquinaria agrícola, ómnibus y motores. Fue la única auspiciante privada en Fútbol para Todos entre el 2010 y el 2015.

Durante su vinculación con la programación se firmaron 6 contratos con la AFA y la Jefatura de Gabinete. En total, IVECO habría pagado $85 millones de pesos, de los cuales $60,2 millones fueron entregados en forma de mercadería: 159 camiones distribuidos entre la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura Naval, Acumar, Radio y TV pública, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo, entre otros.

Según Graciela Ocaña «no se entiende cuáles fueron las razones para aceptar el pago en especie, sin conocerse la determinación de la necesidad de contar con estos vehículos y el destino que se le darían». Además afirmó que al hacerlo, el Estado «no se habría sujetado a las normas legales, violando el reglamento para la adquisición, enajenación y contratación de bienes (Decreto 436/00)».

Por otro lado, en Febrero del 2015 se realizó el último convenio entre la empresa y el Estado, donde se acordó la entrega de 18 camiones. Sin embargo, la jueza Servini de Cubria investigó que solo se entregaron 16. Esto llevó a una inspección a la planta Ivecam, en la localidad bonaerense de Esteban Echevarria, donde se encontraron los 2 vehículos restantes.

Desde la empresa, aseguraron que se trató de un olvido, ya que los dos camiones estaban facturados y sin patentar, a la espera de que los retiraran como hicieron con el resto. En consecuencia, la Jueza los secuestró, en tanto considerarlos «bienes públicos», y los trasladó a un depósito de la Policía Federal donde quedaron hasta que el Poder Ejecutivo les otorgó destino.

La apoderada legal de IVECO, Carolina Susana Bula, prestó declaración ante Servini, y afirmó: «si se emitió la factura y se liberó la documentación la unidad seguramente fue entregada. Sí recuerdo que me llamaban desde Fútbol para Todos reclamando la entrega de alguna documentación o alguna unidad, que siempre se solucionó a la brevedad. No sé si puntualmente de estas dos, pero conforme me informó nuestra gente de Finanzas y Control Comercial ninguna obligación quedó pendiente de cancelación por parte de IVECO Argentina con relación a los contratos de sponsoreo de Fútbol para Todos«.

Por otro lado, el bajo monto pagado por publicidad es otro motivo de investigación. Según las tarifas vigentes en 2010, un informe de la AGN calculó que IVECO debería haber pagado $28,9 millones por los minutos en pantalla por un campeonato (tenía contrato para cubrir la Primera División y el Nacional B), sin embargo pagaron sólo $7 millones. lo cual equivale a un 75,5% menos.

Los convenios entre la empresa y el Gobierno fueron negociados con el presidente de la compañía, el italiano Natale Antonio Rigano. En mayo del 2014 la legisladora Graciela Ocaña denunció irregularidades y la causa fue caratulada como de «defraudación contra la administración pública». Esto llevó a que un año después Rigano deba renunciar, y ser reemplazado por el estadounidense Marcus Cheistwer.

Por esta causa, Servini procesó a Aníbal Fernández, Jorge Capitanich, Juan Manuel Abal Medina, Gabriel Mariotto y Pablo Paladino. A los ex jefes de Gabinete se los acusa de «incumplimiento de los deberes de funcionario público», por no haber controlado el destino final de los fondos del programa, y los embargaron en $ 10 millones. El ex coordinador de FPT, Mariotto, fue imputado por peculado y embargado por $ 5 millones. A su vez, Paladino también fue procesado por «violación de deberes de funcionario».

Por otra parte, también procesaron a los dirigentes de AFA: Luis Segura, Rafael Savino, Carlos Portell, José Lemme, Miguel Ángel Silva, Eduardo Spinosa y Rubén Raposo por el delito de «administración fraudulenta» en perjuicio de la administración pública. A Segura se lo embargó por $ 50 millones por ser la cabeza de la entidad, y al resto por $ 20 millones.

Servini también declaró «extinguida» la acción penal contra el expresidente de la AFA Julio Grondona a causa de su fallecimiento en el 2014, aunque aclaró que le hubiese correspondido un procesamiento como «autor» de varios delitos.

Sin embargo, Fernández, Abal Medina, Capitanich y Mariotto apelaron sus procesamientos. Los tres ex jefes de ministros coinciden en que no era suya la atribución de controlar el destino de los fondos. «Esta causa no tiene sentido. Es muy contundente nuestro argumento respecto del control», afirmó Capitanich. Por su parte, el ex vicegobernador bonaerense aseguró que mientras fue coordinador de FPT llevó adelante cuestiones operativas nunca vinculadas al dinero.

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments