Argentina: La cámara de Diputados firmará un compromiso por la Ley de Emergencia alimentaria

106

En el marco de los fuertes reclamos que se vienen manteniendo en las calles de Buenos aires y en gran parte del país, la cámara de diputados junto a un importante grupo de organizaciones sociales,  firmarán un compromiso para avanzar en la denominada Ley de Emergencia Alimentaria Nacional. La idea es insistir en la sanción del proyecto y anticipar lo que se va a plantear en la marcha de San Cayetano el próximo 7 de agosto.

Legisladores nacionales de distintos espacios políticos rubricarán junto a organizaciones sociales un compromiso para avanzar con la propuesta legislativa, un reclamo que en las últimas semanas se hizo sentir en las calles de Buenos Aires y en todo el país, mediante cortes y ollas populares.

La iniciativa que plantea y enumera una serie de medidas, resaltará que el Estado garantice la alimentación nutricional de niños y jóvenes para una alimentación responsable, saludable y completa. Además también se incluyó que se lleven adelante partidas destinadas exclusivamente a merenderos y comedores; espacios que en los últimos tiempos han crecido enormemente en diversas zonas geográficas de Argentina.

Asimismo, y en sintonía con este reclamo, se pidió que se garantice el acceso a una Canasta de la Economía Popular para familias de bajos recursos y que se encuentran en situaciones de máxima vulnerabilidad. En relación con el presupuesto, la norma contempla, en principio; una reasignación de 10 mil millones de pesos. Por su parte, la diputada Lucila De Ponti, manifestó que “hoy la mitad de las familias argentinas no tienen ingresos para garantizar su alimentación. Los precios suben todos los días y el Gobierno no hace nada para revertirlo”, denunció.

Además, la legisladora remarcó la importancia de la ley ya que “no alcanza sólo con decirlo en campaña mientras nuestros pibes y pibas pasan hambre”, disparó.

El proyecto no solo busca ocuparse de la alimentación, sino también poner énfasis en los controles de salud y el área educativa para prevenir casos de desnutrición infantil y promover y desarrollar a pequeños productores y agricultores familiares; para satisfacer esa demanda.