jueves, diciembre 2, 2021
InicioInternacionalesArgentina: la Ciudad no aplicará el protocolo antiprotestas

Argentina: la Ciudad no aplicará el protocolo antiprotestas

Argentina- Pese a las promesas de la administración de Cambiemos sobre la libre circulación, en Capital Federal, no se aplicará el protocolo anti protestas por el momento.

La Ciudad de Buenos Aires avisó que no aplicará, al menos en el corto plazo, el protocolo anti-protestas anunciado en febrero de este año por parte del Gobierno nacional. El gobierno porteño llegó a esta conclusión en vista del clima de alta conflictividad social, dado el aumento de las manifestaciones con alto grado de politización desde el inicio del año.

De acuerdo a la consultora Diagnostico Político, en lo que va del año se han registrado 2.776 bloqueos de vías de circulación en todo el país. Enero de este 2016 resultó ser el enero con más piquetes desde 2009. De los 587 bloqueos registrados en mayo, 60 se produjeron en la Ciudad de Buenos Aires, y así, se encuentra segunda por detrás de la Provincia.

Informe Diagnóstico Político

En esta situación explosiva, para el gobierno porteño el protocolo se vuelve difícil de implementar, ya que implicaría un alto costo político que nadie está dispuesto a pagar, y prefieren así dilatar su aplicación. “El horno no está para bollos”, podríamos decir.

 Las Ciudad ha tenido una decena de marchas esta semana y las autoridades policiales ya han sido informadas sobre la decisión. “En este momento es menor el costo de dejarlos que sacarlos”, coinciden todas las fuentes consultadas en la Ciudad.

Por otro lado, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aumentó ayer las tensiones entre las cúpulas de seguridad, nacional y de la Ciudad, al desligar toda la responsabilidad respecto a la aplicación del protocolo sobre su par porteño, Martín Ocampo.

El llamado «Protocolo de Actuación de las Fuerzas de Seguridad en Manifestaciones Públicas» establece un régimen a partir del cual el Ministerio de Defensa propone un diálogo con los grupos que planeen realizar una protesta para acordar un recorrido de la misma y garantizar que no se limite el derecho de libre circulación de los demás ciudadanos.

Llegado el caso en el cual el piquete se haya generado de forma «espontánea» o sin un previo aviso a las autoridades, las fuerzas de seguridad del Estado (Gendarmería, Policía Federal o Prefectura) deberán comunicarse con el ministerio de Seguridad nacional, provincial o de la Ciudad de Buenos Aires, según la jurisdicción, para informar de la situación.

De ahí en adelante se instará a los manifestantes a que dejen libre las vías de circulación. Si el bloqueo continúa, éstos serían pasibles de sufrir las penas previstas en el artículo 194 del Código Penal, que establece prisión de entre tres meses y dos años, o las condenas determinadas por el código contravencional de cada ente nacional.

Desde el Ministerio de Seguridad aseguran que este procedimiento se está aplicando en los diferentes ámbitos que corresponden a la jurisdicción nacional, es decir, en los accesos a la Ciudad y las rutas nacionales.

Desde la Ciudad contra-argumentan que la característica multitudinaria y sin acuerdo previo, los obliga a lidiar con manifestaciones masivas y repentinas, lo cual dificulta la aplicación del protocolo.

De esta manera, la actuación de las fuerzas de seguridad se ve limitada y, en general, se trata de posibilitar un diálogo con los manifestantes para que sus reclamos sean atendidos y así disipar la zona sin que se genere una situación tensa con la Policía.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments