sábado, noviembre 27, 2021
InicioInternacionalesArgentina le dice chau a TeleSUR

Argentina le dice chau a TeleSUR

Argentina no participará más en TeleSUR, la señal multiestatal, y esta dejó de pertenecer a la oferta televisiva el miércoles pasado por decisión del gobierno nacional de Mauricio Macri. En marzo, este había iniciado el trámite para que el Estado argentino abandonara la señal.

TeleSUR fue lanzada por Hugo Chávez -ahora manejada por Nicolás Maduro- en 2005 con el objetivo de ser una voz alternativa frente a la oferta «hegemónica» y «neoliberal» televisiva que predomina en el mundo. El acuerdo se basó en un convenio de cooperación con los gobiernos de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Uruguay y Argentina la cual tenía el 16% de las acciones. Hernán Lombardi, ministro de Medios y Contenidos Públicos y Jorge Grecco, secretario de Comunicación Pública, resolvieron abandonar La Nueva Televisión del Sur C.A.

«Nuestro país no tenía ninguna injerencia en los contenidos de la señal ni en su gerenciamiento. Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad«, sintetizó Lombardi.

Como consecuencia de la desvinculación, TeleSUR dejará de emitirse también en la Televisión Digital Abierta (TDA) -que lo hacía desde 2010-, la cual llega a más del 80% de los habitantes, y también dejará de ser de inclusión obligatoria en las grillas de todos cableoperadores del país. De esta forma, Argentina se convertirá en el primer socio fundador en salir de la señal.

La TDA es un sistema puesto en marcha durante el gobierno de la ex-presidente Cristina Fernández de Kirchner (2007/2015) con el objetivo de que en todo el país se pueda tener acceso gratuito a la televisión digitalizada, con alta calidad de imagen y sonido, sea vía terrestre o satelital, sin necesidad de asociarse a una empresa de cable.

En Argentina, TeleSUR era una señal de inclusión obligatoria en las grillas de la televisión paga desde el 9 de septiembre de 2010, cuando la ya desaparecida Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), decretó la resolución 296. Esta obligó a las cableoperadores incorporar a la señal como primera oferta del segmento internacional. Esa obligatoriedad se basaba en que TeleSUR era una señal del Estado nacional y debía tener el trato privilegiado que la LSCA (la modificada Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual) prevé para esos canales.

La señal multiestatal está presente en más de 90 cableoperadores y mantiene convenios con más de cinco televisoras en diferentes provincias del país, y había alcanzado, hasta el 29 de febrero, más de 20 millones de potenciales televidentes y más de 8 millones de abonados.

Desde TeleSUR, se advierte que «organizaciones sociales y políticas de Argentina han manifestado su repudio a la salida de TeleSUR al considerar que atenta contra millones de personas que eligen escuchar diversas voces sobre la realidad nacional e internacional«, y fue  calificada por especialistas como una muestra de censura y carencia de pluralidad.

La cadena de televisión transmite su señal a través de satélites, cableoperadores, Internet y televisoras abiertas que cubren América del Sur, Centroamérica, el Caribe, Estados Unidos, Europa Occidental, el Norte de África y parte del Medio Oriente. También suscribió acuerdos y convenios comunicacionales con otras televisoras y cadenas de noticias.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments