Argentina mejoró en el ranking de corrupción mundial

104

Argentina.- La Organización No Gubernamental Transparencia Internacional informó que Argentina mejoró su posición en el ranking mundial de corrupción.

El país sureño se ubicó en el puesto 95 de los 176 países evaluados por esta ONG en el año 2016.

En el año 2016, Argentina se encontraba en la posición 107, doce puestos más abajo del que ocupa actualmente.

[pullquote]Venezuela mejoró en el Índice de percepción de la corrupción[/pullquote]

Sin embargo, el país austral continúa lejos de las dos naciones más valoradas de la región: Uruguay, que ocupó el puesto 21º y Chile, el 24º.

La nación peor calificada fue Venezuela, que se colocó en la casilla 166 del informe firmado por José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional (TI).

En general, TI advirtió en su informe los riesgos de la “corrupción sistémica” y la “desigualdad social” que generan un “contexto propicio para que se impongan los políticos populistas”.

También criticó duramente las decisiones tomadas por el nuevo presidente estadounidense Donald Trump. “Sus primeros pasos no son prometedores. Cuando vemos que ha nombrado a su yerno (Jared Kushner) alto consejero de la presidencia, eso no es una buena señal”.

El país peor calificado de la región fue Venezuela

“Durante 2016 vimos que en todo el mundo la corrupción sistémica y la desigualdad social se refuerzan recíprocamente, y esto provoca decepción en la gente hacia su clase política”, añadió el comunicado.

Transparencia Internacional, que tiene su sede en Berlín, publica anualmente su Índice de percepción de la corrupción.

Desigualdad y corrupción generan “un contexto propicio para la emergencia de populismos“, aseguró TI.

En el informe, expresó esta ONG que los casos de corrupción a “gran escala”, como los de “Petrobras y Odebrecht en Brasil (…) muestran cómo la colusión entre empresas y políticos arrebata a las economías nacionales miles de millones de dólares de ingresos que se desvían para beneficiar a unos pocos, a costa de la mayoría”.

“Este tipo de corrupción a gran escala y sistémica redunda en violaciones de derechos humanos, frena el desarrollo sostenible y favorece la exclusión social”, según las conclusiones que arrojó el estudio.

Brasil, país que ocupó la 79ª posición en el índice de percepción de corrupción, descendió en el ranking de manera significativa en comparación con los lugares que alcanzó en los últimos 5 años.

Según Transparencia Internacional, esto se debe a “la revelación de sucesivos escándalos de corrupción en los que se vieron envueltos políticos y empresarios de primera línea”.

La ONG lanzó un alerta: “En países con líderes populistas o autocráticos, a menudo vemos democracias que retroceden y un patrón alarmante de acciones tendientes a reprimir a la sociedad civil, limitar la libertad de prensa y debilitar la independencia del poder judicial. En vez de combatir el ‘capitalismo clientelista’, estos líderes por lo general instalan sistemas corruptos incluso peores”, afirmó  el presidente de TI.

En los puestos más bajos de la clasificación figuraron, además de Venezuela, países asolados por conflictos como Somalia, en el último lugar (176), Sudán del sur (175) y Siria (173).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *