Argentina no empató, perdió

57

Buenos Aires.- La Selección Argentina empató 1-1 ante Venezuela, en El Monumental, y no levanta cabeza. Prácticamente, una derrota.

Por Eliminatorias Rusia 2018, el combinado ”Albiceleste” recibió a la selección conducida por Rafael Dudamel, que está de última en la tabla de clasificación y sorprendió luego de conseguir un empate en Buenos Aires. Los de Jorge Sampaoli venían de empatar, como visitante, 0-0 con Uruguay. Dejaron mucho de que hablar por su rendimiento, pero teniendo en cuenta las condiciones del próximo partido (el de hoy), no hubo tantas preocupaciones.

Con respecto al cotejo de esta jornada, en el primer tiempo Argentina fue completamente superior. Pateó 11 veces al arco y el equipo visitante sólo lo hizo una vez. Casualmente, Mauro Icardi se encontró mucho más con el balón y pudo inquietar a la defensa rival. Lionel Messi fue armador, pero detrás de él estuvo uno de sus clásicos acompañantes, quien lo volvió a ayudar: Éver Banega, quien, a pesar de sus errores, se conectó con el 10 del Barcelona en ofensiva.

Detrás de ellos, estuvo Javier Mascherano, que volvió al once inicial tras la obligada ausencia de Gabriel Mercado. El ”Jefecito” dejó una imagen de jerarquía que hacía falta, ya que cortó jugadas de progreso para Venezuela. Por otra parte, Ángel Di María, cuestionado por su desempeño, salió del campo de juego por una lesión y fue reemplazado por la figura del encuentro: Marcos Acuña. El ex Racing le brindó un salto en el ataque por su juego desequilibrante desde el carril izquierdo, pudo enviar centros y dejar atrás a varios rivales para la preocupación vinotinto.

Ya en el complemento, en la primera jugada de riesgo, el conjunto venezolano abrió el marcador tras un contraataque en el que Banega se equivocó y les cedió el balón, para que Sergio Córdova asistiera a John Murillo y éste anotara sobre la mala salida de Sergio Romero. Todos los murmullos caían en el estadio, el público perdía la paciencia, porque luego de tanta diferencia a favor en el juego, los rivales encontraron el gol en la segunda oportunidad en que patearon.

Sin embargo, la igualdad para Argentina no tardó en llegar: A los 9′, Acuña generó una asombrosa jugada individual, se metió en el área buscando el pie de Icardi y, pese a no encontrarlo, sí halló el de Rolf Feltscher, quien marcó el gol en propia puerta por su mala posición y desesperación por querer enviarla fuera de su arco. Más allá de eso, hubieron varias ocasiones desperdiciadas por el conjunto nacional, como suele pasar, y no hubo fruto alguno. El resultado final sólo alegró a la ”Vinotinto”.

Solamente restan dos partidos para saber quiénes  clasificarán, finalmente, al Mundial de Rusia del próximo año. Este partido fue un trago amargo y un encuentro para olvidar. Empatar con Venezuela de local es un resultado completamente negativo, teniendo en cuenta las posiciones de ambos. Por eso, se siente como una derrota. ¿Podrá Sampaoli revertir lo que está sucediendo?



Estudiante de Periodismo Deportivo en el Instituto Superior Crónica. 19 años. Ciudad Evita, Buenos Aires. E-mail: facuchino222@hotmail.com