Argentina: Restaurante de Margarita Barrientos se derrumbó durante la inauguración

141

Argentina.- Este lunes durante la inauguración de un restaurante de la dirigente social Margarita Barrientos, parte del piso exterior se derrumbó. En el lugar se encontraba el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio. También estaba el titular de Desarrollo Urbano y Transporte de la provincia, Franco Moccia.

Otras autoridades nacionales y provinciales fueron también al evento.  Al momento de la inauguración los presentes estaban sobre una estructura de madera. 

La estructura permitía el acceso al vagón del subterráneo reacondicionado como restaurante. Este fue donado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El lugar está ubicado en el barrio porteño de Villa Soldati.

El restaurante funcionaría como una escuela para enseñar a los chicos y jóvenes del barrio Los Piletones a cocinar

Los ministros Frigerio y Moccia cayeron al suelo al derrumbarse la estructura. Ninguno de los dos sufrió heridas de consideración. Sin embargo, Margarita Barrientos tuvo algunos golpes en una rodilla y una cortadura en un pie.

Según las fuentes, el derrumbe se produjo “porque la estructura de madera no estaba preparada para recibir tanta gente“. Luego del hecho, la inauguración siguió su curso a un lado de vagón. 

“Tengo mucha bronca por lo que pasó, estoy bien, sólo recibí un fuerte golpe de la rodilla y una cortadura en el pie. Estoy con mucha bronca porque nosotros contratamos a una empresa que hizo un mal trabajo“, dijo Barrientos.

Según la dirigente social el accidente “podría haber sido peor“. “Las maderas tenían muchos clavos y la gente se pudo haber cortado. Pudo haber mucho más gente lastimada. Nosotros caminamos por este deck a la mañana y no notamos nada. Evidentemente la estructura de arriba estaba bien pero las maderas de abajo no”, recalcó. 

Las maderas cedieron ante el peso

Escuela de cocina

El vagón fue donado para ser utilizado por la Fundación Margarita Barrientos de la ONG Quiero Ayudar. Esta instancia contrató cocineros para ofrecer comidas a turistas. También funcionaría como una escuela para enseñar a los chicos y jóvenes del barrio Los Piletones a cocinar.

La estructura que se derrumbó estaba localizada en la parte externa del vagón. Sería usada como recepción y para colocar más mesas para los comensales. 

.