Argentina: ¿Se avecina la disolución del triunvirato de la CGT?

131

Buenos Aires.- Una vez que haya finalizado el verano, la CGT se reorganizará, uno de los candidatos sería Héctor Daer y el otro avalado por la UOM y la Corriente Federal de los Trabajadores, sería Jorge Sasia. El gremio de Camioneros aún no se decidió por ninguno

El verano recién comienza, pero con los tiempos que corren, se produciría un final anunciado, la disolución del triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT). Hay dos conductores de la central obrera que ya vaticinaron el final del triunviro, mientras que el otro aguarda un milagro. Esta crisis ya data de hace algún tiempo, frente al paro desdibujado que hizo el movimiento obrero contra la reforma previsional el pasado 18 de diciembre, es por eso que se inició un canal de diálogo de aquellos gremialistas que sin importar el signo político comenzaron a entablar un puente de diálogo, por ejemplo el gremio del Transporte, junto a aquellos que salieron a la calle a pelear contra la reforma previsional, van por un movimiento obrero unificado, pero a su vez esta batalla tiene un duro rival, los llamados “gordos”, que mantienen las esperanzas y pretenden reformular la estrategia con el Gobierno Nacional. Hay poco tiempo para especular y la mayoría coincide en que la reorganización de la CGT debe efectuarse entre febrero y marzo.

Hay varios pretendientes a la silla de líder de la CGT, a su vez también hay nombres dando vuelta en el Consejo Directivo, hay un grupo que comandado por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), con aquellos gremios de la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), donde esta Jorge Sasia de la Unión Ferrrovaria Guillermo Moser de Luz y Fuerza, ambos dos pertenecientes al Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), movimiento que enfrenta una dura crisis, por no estar en la calle protestando contra la reforma previsional. Este movimiento esta comandado por el líder de Peones de Taxis, Omar Viviani, quien de la protesta del pasado 18 de diciembre no participó.

La postulación de Jorge Sasia viene desde hace mucho tiempo, ya que el líder de la UOM, Antonio Caló lo había postulado antes de que se forme el triunviro. El gremio metalúrgico pretender que los sindicatos del transporte tengan mayor participación en el Consejo Directivo, y ya estarían pensando en un representante del gremio de pilotos de aviones en la secretaria Gremial o la del Interior ¿Por que estos dos gremoios? Porque ambos se impusieron al ajuste de este Gobierno.

Otros de los batalladores que pretende quedarse con la silla de líder de la CGT, es el llamado grupo de los “gordos” que tiene como representante a uno de los conductores del movimiento obrero, Hector Daer, como firme candidato, esto al líder del sindicato de Sanidada le cayó muy bien. A la reunión que organizó el líder de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Gerardo Martíne no fue, con Hugo Moyano Luis Barrionuevo, padrinos sindicales de Juan Carlos Schmid y de Carlos Acuña respectivamente, para tratar de fortalecer la unidad, y que la retirada no llame tanto la atención. El llamado grupo de los “gordos” tuvo conversación con el famoso grupo de los “independientes”, donde además del anfitrión milita Andrés Rodríguez, líder de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN). Los pretenden como aliados, y ya han tomado la decisión de trabajar en el Congreso de la CGT que se realizaría en marzo próximo.

Ni los “gordos”, ni los “independientes” desperdiciarían un valioso contacto con el gremio de Camioneros, un sindicato grande y que tendrá que repartir las porciones de la torta del movimiento obrero en partes iguales, podemos decir que al principio Pablo Moyano estuvo más cerca del grupo de la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), liderada por el secretario General de La Bancaria, Sergio Palazzo, pero desde los “gordos” tienen la firme convicción de iniciar un diálogo con Moyano, si bien hay muchas diferencias entre ambas patas sindicales, no pretenden tener un vínculo como el que tienen con el Ejecutivo, pero quieren tratar de dejar las diferencias de lado y llegar a algo. Hay que dejar que las aguas se calmen y reformular la estrategia con el Gobierno de Mauricio Macri. 

Lo que manifiestan los “gordos” es que ahora hay que aguantar el golpe del Ejecutivo contra el modelo sindical argentino, a su vez manifiestan que hay que esperar para dialogar con el Gobierno en el momento indicado. Hay otro sector que pretende que la central obrera sea más combativa, que endurezca los reclamos contra el Gobierno, que defienda al trabajador y que hable en representación de los trabajadores. Los representantes que pretenden postular son de gremios grandes. El día de la movilización al Congreso contra la reforma previsional estuvieron ahí defendiendo a los jubilados de semejante atropello, que no es poca cosas, pero que no alcanza.

La central obrera necesita un cambio, y la retirada del triunirato debe ser lo más calmada posible, y mientras que en ese lapso de tiempo se busca la “oxigenación” del movimiento obrero, el Gobierno de Mauricio Macri dará su primer golpe, tratar la reforma laboral. Esta reforma ya se había modificado, y los triunviros de la CGT dieron el visto bueno para que se debata, en el cuál hubo puntos que no se tocaron como la Ley de Contrato de Trabajo y los Convenios Colectivos de Trabajo, “ítems sensibles que iban a perjudicar al trabajador si se modificaban”, es por eso que aquellos Senadores que están en sintonía con el Gobierno podrían pedir que se de el OK a esta iniciativa. Aún no se sabe que harán Schmid, Daer Acuña, por ahora iniciaron el diálogo con el pie derecho, pero saben que si dan un falso les podría traer graves consecuencias a nivel político, y más aún para los que piensan que hay vida después del triunvirato.

 



Periodista Deportiva y futura Lic en Periodismo