Internacionales

Argentina: Suspenden clases por bacteria en Berazategui

Buenos Aires.- Un brote de gastroenterocolitis afecta cerca de 400 personas y hay 56 colegios que cerraron sus puertas.

La alarma sanitaria está encendida en el distrito municipal del Sur de Buenos Aires. El director del Hospital Evita del Pueblo Rodrigo Castañeda confirmó esta tarde que hasta el momento se registran 400 infectados por una bacteria que podría haber expandida por el sistema cloacal.

El médico también justificó la suspensión de clases en 56 escuelas hasta el lunes, ya que el 70% de las víctimas son menores de 18 años. La medida de cierre abarca a establecimientos públicos y privados.

“El viernes a la noche se detectaron los primeros casos y tuvieron un pico de aparición entre sábado y domingo. Los cuadros presentan diarrea acuosa, en algunos casos con sangre y mucosidad configurando un cuadro de disentería”, le explicó el director médico al sitio web del diario La Nación.

“Vamos a ir implementando determinaciones sanitarias mientras seguimos los diferentes casos de brotes por diarreas bacterianas”, contó el doctor. Mientras, con síntomas idénticos a este tipo de intoxicación, una niña de 4 años falleció ayer por la mañana. Aunque ninguna de las autoridades pudo confirmar que la defunción haya sido exclusivamente producto de la bacteria.

[pullquote]La bacteria que provoca esta gastroenterocolitis es denominada “sighella” y se transmite básicamente al tomar bebida contaminada por una persona infectada.[/pullquote]

En este contexto, la Municipalidad de Berazategui difundió un comunicado donde afirma que, luego de haber “realizado distintos estudios en la red de agua potable, dieron como resultados que es apta para el consumo humano”.

Además, se agregaron distintas medidas preventivas. “Ante la intranquilidad generada, la Secretaría de Salud municipal, aconseja a los vecinos a lavarse las manos con agua y jabón antes de ingerir alimentos; y hervir el agua o colocarle dos gotas de lavandina por litro, antes de utilizarla”.

Siguiendo la misma línea, la Universidad Nacional de Quilmes publicó ayer los resultados sobre el análisis de una muestra de agua que aportó un ciudadano de Berazategui el pasado 30 de marzo. La evaluación la llevó a cabo el laboratorio de Microbiología de Alimentos.

La publicación mostró que la muestra de agua no era apta para su consumo. Sin embargo, el instituto no la relaciona con el brote, por el hecho de que su consumo no causaría enterocolitis.

Los probables síntomas que indican la portación de esta infección son: diarrea inflamatoria, dolor abdominal fuerte, vómitos y náuseas a días de enfermarse, fiebre elevada. La bacteria que provoca esta gastroenterocolitis es denominada “sighella”, y se transmite básicamente al tomar bebida contaminada por una persona infectada. Objetos, alimentos y moscas también pueden llegar a producir un eventual contagio.

Marketing Digital Experience

Eliseo Bottini Antunez

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Palermo. Redactor en Segundo Enfoque. Estoy en Radio del Pueblo AM 830. Parte del equipo de Mima Multimedios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close