Internacionales

Argentinos causaron caos en playas chilenas

Argentina.- Entre baile, música a todo volumen, cerveza y descontrol las playas chilenas de Viña del Mar están repletas de argentinos que, sin ningún tipo de autocontrol estuvieron a punto de causar la muerte de una joven.

En Reñaca, sólo se oye el “che chabón” y los adolescentes han copado los paradores 4 y 5, donde están los principales bares, conocidos como after beach. Una joven mendocina tuvo un accidente en una de estas fiestas y salvó su vida gracias sus cocimientos en medicina.

Siendo estudiante de medicina, sus conocimientos y la presencia de una ambulancia en el lugar, permitieron que Agustina Asolino (20), la chica herida en un after beach de la playa de Reñaca, pudiera sobrevivir.

El martes por la noche, en el bar Stingray Beach (conocido como Royal) un grupo de jóvenes argentinos comenzó a pelear. Cayeron sobre las barandas de contención y rompieron un vidrio. Varios chicos resultaron con cortes superficiales.

Sin embargo, la que peor que la pasó fue Asolino, quien tuvo un corte detrás de la rodilla justo en la arteria femoral y dos venas. “Perdió tres litros de sangre, sin su reacción rápida para que un amigo le haga un torniquete con su remera, hubiera muerto“, asegura Facundo, otro mendocino, que estuvo presente cuando ocurrió el accidente.

Foto: Delfo rodríguez

Tuvo la suerte de que había una ambulancia cerca por otra chica herida, y fue trasladada de inmediato al hospital de Viña del Mar. Allí, estaba de guardia uno de los mejores médicos, el cirujano vascular Carlos Zúñiga, quien la operó“, contó el padre de la afectada que viajó a Viña para acompañarla.

Los agentes de la Marina y los policías chilenos, Carabineros, aumentaron los controles y las multas por beber alcohol en las playas y generar disturbios.

Las multas por ingerir alcohol en las playas pueden alcanzar los 7 mil 500 pesos argentinos.

Desde que comenzó enero, Carabineros realizó 158 multas por exceso de alcohol, ruidos molestos y estacionar en lugares prohibidos.

Los argentinos hacen de las suyas

Los mujeres pagan para ingresar al bar 5 mil pesos chilenos (unos 160 pesos argentinos), y los hombres hasta 15 mil ($480), desde las 17 hasta la medianoche.

Los servicios en estos locales incluyen una cerveza o un trago, según el valor de la entrada.

Adentro hay un DJ y muchos jóvenes bailando apretados, cerca de mil personas en dos terrazas con vista a la playa.

Legalmente solo pueden ingresar mayores de 18, aunque los que superan los 23 años, están habilitados para utilizar otro sector para adultos.

Foto: Delfo Rodríguez

Solo una cerveza cuesta 3 mil pesos chilenos ($96) y un trago, 5 mil ($160).”El 90% de los que vienen son argentinos. Se pasan el dato por Instagram y WhatsApp”, dice el dueño de un establecimiento.

Los chilenos responden

Debido a que la música de estas fiestas puede escucharse desde las playas y retumba en los departamentos de toda la cuadra del sector 5, en la costera avenida Borgoño, los vecinos y comerciantes denunciaron disturbios que perturbaban la paz de las adyacencias.

La localidad se queja de la suciedad por las botellas y latas tiradas por las noches y reclaman mayor presencia policial.

“Las playas no son para hacer fiestas, sino para disfrutar de la arena y el mar. No vamos a permitir que se consuma alcohol”, avisó la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, y pidió a los padres de los adolescentes y jóvenes, qué controlen a sus hijos.

 

 

Marketing Digital Experience

Christopher Novoselic

21.- Comunicador social, amante de las lecturas de antaño, buscador de sabiduría y aprendiz de viejos filósofos | Escritor "en formación" | Fotógrafo: por vocación y Forense por estudios | músico por pasión. "Más que el saber, me place el dudar"

Artículos relacionados

Close