miércoles, diciembre 8, 2021
InicioInternacionalesArgentinos implicados en los Panamá Papers

Argentinos implicados en los Panamá Papers

Argentina.- Algunos de los argentinos implicados en los Panamá Papers tienen vinculación en casos judiciales.

Se conoció recientemente que varios nombre argentinos que se han visto implicados en los casos de los Panamá Papers, que tienen firmas registradas en los paraísos fiscales, tienen vinculación con casos judiciales asociados con escándalos económicos, financieros, algunos relacionados con el narcotráfico, venta ilegal de medicinas y hasta fuga de divisas.

Los casos que más han sonado han sido el escándalo con el empresario Lázaro Báez, el caso de corrupción en España con el gobernante del Partido Popular, el tráfico de cocaína desde Argentina a España y África, entre otros.

La financiera Provalor, bajo la representación de Alberto Fallas, Sebastián Jabbaz, Mariano Rubinowicz y Alex Fallas, aparecen como accionistas de una empresa que fue registrada en 2009 llamada Hatleu Trading Assets Corp., que se mantiene activa en las Islas Vírgenes y está relacionada con Panamá.

En el caso de investigación que existe sobre Lázaro Báez, se menciona Provalor como una de las siete financieras que fue usada por el mencionado empresario para extraer dinero.

Leonardo Fariña fue quien desveló esta relación entre el empresario y Provalor. Fariña afirmó que este dinero era trasladado en camionetas desde Río Gallegos, y una vez que era reunida en «La Rosadita», era llevada a una de las siete empresas financieras.

También, Rosana Dri, quien ejerce como directora suplente de Valores Negociables S.A., en el año 2011 regitró Saint Benedict Global, también en las Islas Vírgenes, que está activa en la actualidad y no tiene ningún dato en Argentina.

La comisión nacional de valores de Estados Unidos, lleva a cabo una investigación a Epsilon, por la apertura de legajos que al parecer son falsos, con el fin de movilizar millones de dólares desde Argentina hasta Curaçao. En el 2011 con un contador aliado fugaron 30 millones de dólares, realizando operaciones bajo el nombre de clientes inexistentes, y de esta manera poder encubrir a los dueños reales de este dinero y no dejar rastro del dinero que era fugado.

La operación se realizaba comprando cheques en blanco, los sellaban con el nombre de los clientes falsos, que aún no se sabe quiénes son, depositaban estos cheques en cuentas a nombre de Epsilon y procedían a comprar bonos públicos en Buenos Aires. Dichos bonos eran vendidos en Nueva York, por medio de Morgan, Jackson Investment, el mismo operador de bolsa de Wall Street.

El dinero cobrado por estas transacciones iba siempre a la misma cuenta en el First Caribbean International Bank, ubicado en Curaçao, que solo trabaja en los llamados paraísos fiscales.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments