jueves, septiembre 23, 2021
InicioInternacionalesFabricar armas con impresoras 3D será legal en Estados Unidos

Fabricar armas con impresoras 3D será legal en Estados Unidos

Un acuerdo entre el Gobierno de Estados Unidos y un grupo proarmas permitirá fabricar armas con impresoras 3D. Sin embargo, quienes se oponen a esta iniciativa alegan que los artefactos estarán disponibles para cualquier persona sin importar su edad, estado mental o antecedentes.

Fabricar en el hogar diferentes prototipos de armas con una impresora 3D está a punto de ser una realidad en EEUU. A partir de este 1 de agosto será legal hacerlo gracias a un acuerdo judicial que aprobó la Administración del presidente Donald Trump.

Tras alcanzar un pacto con el gobierno federal, Defense Distributed, una organización con sede en Texas, informó sus planes de volver a publicar en su web manuales de instrucciones para imitar pistolas y rifles en impresoras en tres dimensiones.

Además, el acuerdo instituyó que esos tutoriales de impresión se aprobaron «para publicación de cualquier forma«. El pacto incluye que el Gobierno estadounidense pagará los 40.000 dólares de honorarios legales en que incidió Cody Wilson, el fundador del grupo en el centro de la polémica.Fabricar armas con impresoras 3D será legal en Estados Unidos

De hecho, para la organización Propietarios de Armas en Estados Unidos (GOA) y su director de comunicaciones, Jordan Stein, este pacto significa «libertad y está acorde con la Segunda Enmienda» de la Constitución estadounidense.

«Los que odian las armas siempre quieren centrarse en sus usos ilícitos e ignoran la abrumadora cantidad del bien que hacen. De hecho, las armas de fuego se usan de 16 a 100 veces más a menudo para salvar vidas que para quitarlas».

Vea también:México y EEUU acordaron cinco acciones contra la migración y delincuencia

Detractores de fabricar armas en impresoras 3D reaccionaron

 

En la batalla legal que duró cinco años el Gobierno del ex presidente Barack Obama (2009-2017) argumentó que esos manuales vulneran las leyes de exportación de armas de fuego. De hecho, el Centro Brady para Prevenir la Violencia de las Armas de Fuego es uno de los grupos que ha hecho presión en las últimas semanas para que imprimir armas 3D en casa no sea legal.

Su director legal, Jonathan Lowy, informó que los principales problemas de estas armas son que no tienen número de serie, por lo que resultan «imposibles de rastrear» y que son de plástico, es decir, «indetectables» para los localizadores de metales de aeropuertos y edificios.

Lowy dijo: «Es obvio que dejar a cualquier persona -terroristas, maltratadores domésticos y gente inestable mentalmente- que descargue e imprima armas es muy peligroso y perturbador«.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments