Así se vive el Carnaval de Río de Janeiro 2019

Ya se inició el momento más esperado en Brasil y en el mundo entero: el Carnaval de Río de Janeiro, una fiesta que incluye, además, el desfile de las escuelas de samba, y que trae a la pasarela su tradicional exceso de plumas y purpurina, así como una alta dosis de crítica social y política.

Este 2019 se consolida como el primer Carnaval del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien además se constituye como un conservador y pertenece a grupos evangélicos neopentecostales, que no suelen comulgar con los excesos carnales de esta fiesta popular.

Sin embargo, el Carnaval de Río de Janeiro reunió, en total, catorce escuelas de samba del “grupo especial”, considerados como la élite del Carnaval carioca, quienes desfilaron por la avenida Marqués de Sapucaí, popularmente conocida como el Sambódromo, contando una historia a través de la música, la danza y sus disfraces elaborados.

Todos ellos dispuestos a recorrer los 700 metros de la pasarela aunque se cumplan las previsiones de tormentas en este verano tropical. 

Los desfiles comenzaron a las 21:15 horas locales de este domingo hasta altas horas de la madrugada (el último debe terminar, si no hay contratiempos, a las… ¡04:18 horas!), bajo el aliento y los aplausos de más de 70.000 cariocas y turistas brasileños y extranjeros, en una de las fiestas más populares del planeta.

En total, las autoridades esperan que siete millones de personas -incluido un millón y medio de turistas- participen de esta gigantesca fiesta al aire libre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lea también Nieto del expresidente Lula da Silva falleció en Brasil

Otros carnavales populares 

Además del Carnaval de Río de Janeiro también son muy populares los de Salvador, Recife, Olinda, Florianópolis y Sao Paulo, cada uno con sus propias particularidades, pero siempre con la samba a la batuta y exaltando la riqueza que ofrece el “país tropical”.

El Carnaval, fiesta que se caracteriza por el uso de máscaras, disfraces, la música, el color y los excesos, es una celebración profana que da la bienvenida a las privaciones religiosas que se inician con el miércoles de ceniza.

En Brasil se compone de diversos elementos y se manifiesta de distintas maneras en cada región donde se celebra.

Aunque existe una variedad de ritmos que acompañan los festejos, siempre sobresale el “axé”, una mezcla de armonías africanas con melodías del nordeste de Brasil y del Caribe, con un toque de pop-rock.

Michelle Rodríguez

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email