Atacante del Louvre confirmó su identidad a las autoridades francesas

76

Francia- El autor del ataque con machete a militares en el museo del Louvre de París reconoció ser Abdallah El Hamahmy, un egipcio de 29 años, confirmando las sospechas de las autoridades, según anunciaron este martes fuentes allegadas a la investigación.

El hombre, gravemente herido en el atentado y detenido en un hospital, se había rehusado hasta ahora a responder a las preguntas de la policía que quería confirmar su identidad.

[pullquote]El lunes aceptó hablar y “dar una primera versión de lo sucedido”[/pullquote]

El viernes pasado, el agresor, armado con dos machetes de 40 centímetros cada uno, se abalanzó contra una patrulla de cuatro militares vociferando “Allahu Akbar” (Dios es el más grande, en árabe). Un militar fue levemente herido antes de que otro disparara contra el agresor, hiriéndolo levemente.

Los encargados del caso buscan determinar por qué ese hombre, al parecer sin antecedentes penales, hijo de un policía árabe jubilado, diplomado en derecho y trabajador de una empresa en los Emiratos Arabes Unidos, llego a París a cometer esa agresión.

El sujeto había llegado a París el 26 de enero con un visado de turista proveniente de Dubai y se quedó en un apartamento que había alquilado por internet en el mes de junio, mucho antes de su visita turística en octubre. En la residencia, los funcionarios no encontraron ninguna reivindicación del ataque ni ninguna declaración de nexo a un grupo yihadista.

Sin embargo, los investigadores hallaron en su cuenta de Twitter mensajes en los que parece ofrecer su apoyo al grupo yihadista, el Estado Islámico (EI). El padre del agresor, un ex jerarca de la policía egipcia, Abdallah El Hamahmy, no había presentado ninguna señal de radicalización.

Resultado de imagen para centro comercial louvre

Cabe destacar, que turistas acudieron este sábado al museo de Louvre, el cual reabrió sus puertas 24 horas después del ataque con machete contra una patrulla militar cometido por un hombre egipcio.

En el Carrusel de Louvre, el centro comercial subterráneo por el que se atraviesa para llegar al museo y donde tuvo lugar el ataque, se veían dos largas colas de turistas, en su mayoría asiáticos.

Sin embargo, una de las entradas al centro comercial continuaba cerrada el sábado, indicó el museo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *