viernes, septiembre 17, 2021
InicioDeportesAtleta paralímpica solicitará eutanasia luego de Río 2016

Atleta paralímpica solicitará eutanasia luego de Río 2016

Brasil.- Marieke Vervoort, atleta paralímpica de la selección de Bélgica, anunció su intención de solicitar de manera legal la realización de la eutanasia una vez concluida su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La deportista belga padece de una enfermedad degenerativa que ha conseguido paralizarla de la cintura para abajo y vislumbra estos Juegos Olímpicos como su último deseo deportivo y de vida. “Río es mi última aspiración y espero terminar mi carrera con un pedestal, aunque de manera contradictora he comenzado a dilucidar la eutanasia como una opción; pero pese a mi condición, he logrado vivir lo que otros solo pueden soñar”, afirmó la jugadora.

Atleta paralímpica solicitará eutanasia luego de Río 2016

Marieke  manifestó que al sentarse en su silla de carrera olvida toda frustración, miedo o temor.  “Expulso todos los pensamientos más oscuros y es así como he conseguido vencer lo que he ganado”, dijo la atleta.

La jugadora ha practicado deportes como baloncesto, surf, triatlón, golf, esgrima, buceo, esquí y atletismo en silla de ruedas.

En las Olimpiadas de Londres del año 2012 logró una medalla de oro en cien metros lisos y plata en los doscientos y cuatrocientos metros lisos. También, el año pasado, en los Mundiales de Doha, se pregonó campeona del mundo, batiendo récords en cuatrocientos, ochocientos, mil quinientos y cinco mil metros.

Vervoort rivalizará en Río 2016, del siete al dieciocho de septiembre, donde llega con la ambición de engancharse nuevas medallas al cuello en las pruebas de cien y cuatrocientos metros. “Existe posibilidad de medalla, pero será dificultoso debido a que la competencia es muy fuerte. Estoy adiestrándome muy duro, combatiendo día y noche con mi enfermedad. Espero terminar mi carrera en un podio”, afirma.

“En todo el mundo me ven reír con mi medalla de oro, pero nadie ve el lado oscuro”, atestigua Vervoort, a quien los dolores no le dejan dormir más que diez minutos durante la noche.  Además, durante el día, en oportunidades, se desmaya y es su perro quien la tiene que estimular a base de lengüetazos. “Es inútil quejarse”, recalca la deportista al tiempo que insiste que su única estimulación para seguir viviendo es la competición.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments