Aumentaron los homicidios de los líderes de la FARC

89

Colombia.- Jonathan Cundumi y Jesús Grueso fueron ultimados este viernes en Cauca. También se dio muerte a Víctor Sánchez en Antioquia. Asimismo, existe el caso no resuelto de Kevin Lugo, que podría estar relacionado con los homicidios de los líderes de la FARC.

Preocupación por asesinatos de líderes de la FARC

La Defensoría del Pueblo se encuentra en estado de alerta por lo ocurrido este fin de semana. Los organismos de derechos humanos también están preocupados por los recientes actos violentos ejecutados por las FARC. Todos se encuentran muy consternados porque en menos de 24 horas han muerto cuatro personas relacionadas con la FARC.

Es importante señalar que los dos líderes asesinados en Cauca se encontraban realizando trabajos para sustituir cultivos ilegales; todo esto con la finalidad de respetar el Acuerdo de Paz.

Para el presente año las cifras de Indepaz indican que ya han asesinado a más de 39 personas relacionadas con las FARC. Entre ellos tenemos líderes, defensores de los derechos humanos y excombatientes. La campaña electoral ha sido tomada como el posible detonante de este aumento en la violencia.

Sin embargo, este año la falta de tolerancia y los permanentes conflictos con la FARC han tenido una escalada alarmante. El ELN realizó declaraciones donde decidieron imponer un paro armado desde hoy. Esta situación está relacionada con quien tiene la posesión de los cultivos ilegales.

Por otra parte, Jonathan Cundumi y Jesús Grueso formaban parte del equipo de trabajo de la campaña de Ancizar Barrio. Estaban realizando el proceso de acuerdos voluntarios para el cambio de los cultivos ilícitos en la región. Barrio se presenta a la Cámara de Representantes por parte de la lista de los “Decentes”.

Además, los miembros de la Autodefensa Gaitanista son  los presuntos asesinos de Víctor Sánchez. Según testigos le dispararon a Sánchez en el Puerto Claver. Víctor ya no era un combatiente de la Farc. Este dejó sus armas al ETCR de la región del Bajo Cauca.

Con estos focos de violencia y el paro armado impuesto por el ELN existe una gran preocupación. La tensión entre las relaciones y el problema con los cultivos son los desencadenantes en estos actos. La situación esta volviéndose más grave y se espera por una solución efectiva.