Aumentaron los costos luego de la gran cosecha de trigo

246

Argentina. Durante el presente año se alcanzó una cifra en la cosecha de trigo que superó las 18 millones de toneladas. Hecho importante, ya que con este ingreso se permitirá a los productores cancelar los nuevos costos de los aumentos del gasoil y los impuestos. Coninagro indicó que una buena parte de las ganancias se destinará para estos nuevos costes.

Declaraciones del presidente de Coninagro

Carlos Iannizzotto, presidente del organismo, remarcó el arduo trabajo realizado en los campos en el presente año. Indicó que se “consiguió una cosecha casi récord, a pesar de la menor superficie cultivada”. Resaltó que todo  esto se logró aun cuando ocurrieron problemas generados por la sequía en las provincias del norte, y la presencia de enfermedades en el Litoral.

Iannizzotto aclaró en sus declaraciones que no habrá ganancias inmediatas; ya que las propiedades deberán ser revaloradas y se aumentarán los impuestos rurales. El sustancial incremento en los precios del gasoil será otro factor importante. “Los productores necesitarán entre 340 y 410 millones de dólares más para cubrir los costos”.

Estudios independientes indican que aunque el trigo  alcanzó buenos precios durante esta cosecha, esto no se podrá mantener. Un menor margen de negociación para el mercado de los granos es lo que se avecina. La única forma de que los precios se sostengan es que los Fondos de Chicago intervengan en una recuperación.

Otros costos

Los productores de trigo de Argentina tendrán otros costos aparte de los antes mencionados. A finales del 2017  la Legislatura puso en vigencia un incremento de la alícuota del 50%. También se realizó una reevaluación fiscal que conllevó al aumento de los impuestos inmobiliarios.

La YPF la empresa con mayor participación en el mercado de combustible argentino aumentó los precios del gasoil. Indicó que para producir la mezcla del gasoil se debe incorporar un 10% de biodiesel. Todo esto conllevó a un aumento hasta ahora  del 5%.

Podemos concluir que luego de un duro esfuerzo generado por los productores ahora se le impone una nueva prueba. Luego de la celebración por la cosecha de este año, ahora deberán redistribuir sus ganancias para cubrir las nuevas contingencias.