Aumentó la tasa de mortalidad de los nativos estadounidenses

139

Estados Unidos.- La tasa de mortalidad de los nativos americanos aumentó en los últimos años.

La conclusión fue arrojada por un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud de México, publicado en la revista The Lancet.

[pullquote]Las muertes por sobredosis de drogas aumentaron entre los nativos[/pullquote]

La investigación se llevó a cabo entre 1999 y 2014, en una población formada por individuos mayores de 25 años. Además de los miembros de las tribus americanas, los pobladores blancos también sufrieron más muertes prematuras que hace 15 años. En cambio, la tasa disminuyó entre la población hispana y los negros y asiáticos.

Esta disminución de la tasa de mortalidad se debió que menos personas fallecieron de cáncer, enfermedades del corazón y VIH, debido a una mejor atención médica y a que descendió la cantidad de fumadores.

Por el contrario, las tasas de mortalidad prematuras de blancos y nativos aumentaron por fallecimientos originados por causas accidentales, sobre todo por el abuso de drogas, suicidios y enfermedades del hígado.

El estudio reveló que la tasa aumentó entre los blancos y los nativos americanos entre 25 y 30 años, incluyendo los que residen en Alaska, entre el 2 y  5 por ciento anual.

Entre las mujeres nativas americanas, ente los 30 y 40 años de edad, la tasa de muertes se incrementó en un 4,3 por ciento.

El estudio incluyó a nativos de todo el país

Por su parte, entre los hombres nativos de la misma edad, las muertes prematuras fueron 1,9 por ciento más elevadas.

Entre los años 2000 y 2014 hubo 6.600 muertes prematuras de nativos americanos más que en años anteriores.

Además, ocurrieron 112.000 menos muertes entre los hispanos, 311.000 menos entre personas de de raza negra y 34.000 menos entre los de origen asiático.

Esta disminución fue atribuida a que menos personas murieron por  VIH, cáncer y enfermedades del corazón, gracias a los esfuerzos sostenidos por las autoridades de salud, para evitar el consumo de tabaco y ofrecer mejores equipos y tratamientos para estas enfermedades.

La investigación fue elaborada de manera conjunta entre el Instituto Nacional del Cáncer, el Instituto Nacional del Abuso de la Droga y la escuela de enfermería de la Universidad de Nuevo México.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *