Aumentó participación política LGBT en Perú

101

Perú.- La comunidad LGBT de Perú aumentó su participación en la política del país de manera considerable.

El número de candidaturas a puestos de elección popular en el país suramericano aumentó en los últimos años. Desde el 2006 al 2016, se presentaron 24 candidaturas LGBT, de las cuales 11 fueron en elecciones regionales y municipales, y 13 en comicios generales.

Las cifras presentadas en el estudio “Igualdad para construir democracia: Análisis de las candidaturas LGBTI en los procesos electorales 2006 al 2016″, elaborado por el Jurado Nacional de Elecciones, no tienen comparación con procesos electorales anteriores.

[pullquote]Estas candidaturas permitieron una mayor visibilización de la población LGBT y sus necesidades[/pullquote]

En el año 2006 fue la primera incursión de candidaturas abiertamente diverso sexuales en el país: Susel Paredes (lesbiana), Belissa Andía Pérez (transgénero), Jana Villayzán (transgénero) y Jorge Bracamonte (homosexual).  Tres de los candidatos pertenecían al Partido Socialista Peruano, menos el caso de Andía Pérez.

Estos aspirantes se postularon no necesariamente con el objetivo de ser electos, sino para hacer palpable la problemática de los derechos LGBT, que según el estudio, “han sido históricamente invisibilizados y excluidos”.

Diez años después, en las elecciones de 2016, se presentaron 7 candidaturas LGBT, saliendo electos el congresista Alberto de Belaunde y Carlos Bruce, abiertamente homosexuales.

En las últimas elecciones subnacionales de 2014, resultó electa Luisa Revilla (transgénero), como regidora distrital de La Esperanza en La Libertad; y Víctor Manuel Nieves (homosexual), como regidor provincial de San Martín, también en La Libertad.

Además de las candidaturas, también se incrementaron las organizaciones políticas que hicieron propuestas para defender los derechos LGBT, la mayoría de tendencia de izquierda.

En 2006 solo dos partidos, de 20 participantes, incluyeron políticas LGBT en sus planes, mientras que en 2016, 8 de 19 organizaciones tomaron en cuenta a la población diverso sexual.

Campañas como la que abogó por la aprobación de la Unión Civil en el Perú, además del soporte brindado por algunos candidatos a la presidencia y otras manifestaciones, como el evento “Besos contra la homofobia”, permitieron una mayor visibilización de la población LGBT y sus necesidades.

Los próximos pasos estarán dirigidos a incorporar el enfoque de derechos en el debate sobre la reforma electoral y garantizar el ejercicio de los derechos políticos a la comunidad LGBT.