fiscales

Aumentó trabajo infantil en México

265

México.- Cae la tarde en la localidad de Coyoacán y la plaza de los Coyotes, uno de los epicentros turísticos más destacados del sur de la Ciudad de México, es un hervidero de lugareños y turistas extranjeros y en un lapso de dos horas hasta seis niños, todos ellos de menos de doce años de edad, se pasean por las mesas ofreciendo mazapanes, chicles y pequeñas artesanías como parte de su trabajo.

Los infantes al salir de la escuela, en vez de juegos, compartirán horas de venta ambulante a lo largo del fin de semana.

Ante su presencia, las miradas se desvanecen y se alejan en el horizonte. Pocos pretenden fijar sus ojos en torno a una realidad tan dolorosa como la de un menor teniendo que ganarse la vida a través del trabajo en una de las naciones más ricas de América Latina.

No son uno ni dos, sino dos millones y medio de infantes trabajando en México, según el último registro oficial.

Durante 2007, el fallecimiento de David Salgado, un niño de nueve años originario de  la localidad de Guerrero (sur de México), mientras trabajaba en un campo de cultivo de Culiacán (Sinaloa, norte) conmovió la conciencia de muchos ciudadanos mexicanos e impulsó una mayor atención al inconveniente  del trabajo infantil.

Según informó El País10 años más tarde, al son del ciclo agrario, centenares de infantes llegarán en las próximas semanas con sus familias a la franja de 300 kilómetros que separa a Nayarit de Culiacán para laborar entre cuatro y seis meses en la cosecha y recolección de tomates y otros vegetales, manifestó Isabel Margarita Nemecio, de la Red Nacional de Jornaleros Agrícolas.

Los empleados serán sus padres, pero estos infantes, en su generalidad procedentes de Guerrero y Chiapas, dos de las regiones más pobres de México, acabarán realizando trabajo infantil como un empleado más. 

Un niño de Tuxtla Gutiérrez (Chiapas) limpia el parabrisas de un automóvil.

Peores trabajos en México

México se encuentra entre las cinco naciones con los peores trabajos y condiciones laborales de América Latina, tanto en cantidad como en calidad, de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Según reseñó el Índice de Mejores Trabajos, que valora los mercados laborales de la región,  México se encuentra en el lugar trece de diecisiete naciones como uno de los que tienen las peores condiciones laborales.

La nación obtuvo cincuenta puntos, por debajo del promedio de América Latina que es de cincuenta y siete puntos, y únicamente se encuentra por arriba de Nicaragua, El Salvador, Honduras y  Guatemala.

Según reseñó EFE, en cuanto a cantidad, la nación azteca queda por debajo del promedio de la región tanto en la tasa de participación (setenta y cuatro frente a setenta y siete) como en la de ocupación (setenta frente a setenta y dos).

Sobre la calidad, México obtiene la décima posición en la tasa de formalidad laboral (veintitrés frente a treinta y cuatro) y la catorceava posición en el indicador de trabajos con salario suficiente para despuntar la pobreza (treinta y tres frente a cuarenta y siete).

laborales

Condiciones laborales

En la República de México, según el BID, veintitrés por ciento tienen un trabajo formal y sólo treinta y cuatro por ciento poseen un salario suficiente.

Para que una nación consiga cien puntos, todas sus fuerzas laborales deben encontrarse empleadas con un trabajo serio que les aporte un salario suficiente.

Al mismo tiempo, México resulta el cuarto estado con la mayor brecha entre hombres y mujeres en el Índice de Mejores Trabajos.

La brecha de género resultó mayor en la dimensión de cantidad (donde el nivel masculino despunta al femenino en treinta y seis puntos; noventa y dos frente a cincuenta y cuatro) que en la de calidad (en la que el nivel masculino es dieciocho puntos superior; treinta y siete frente a diecinueve).

Aunque continúa en el fondo de la tabla, México ha mostrado una valoración positiva durante los últimos siete años.

Durante el año 2010 poseía cincuenta puntos, al tiempo que cuatro años después se acrecentó a cerca de cincuenta y dos puntos.