julen roselló

Autoridades españolas apuntan que Julen Roselló murió al caer al pozo

442

Luego de trece días de labores de rescate, la madrugada del sábado, dos mineros y un guardia civil de montaña recuperaron el cadáver de Julen Roselló, de dos años, del pozo de Totalán, en Málaga, donde cayó el pasado 13 de enero. 

Tras la autopsia realizada al cuerpo del niño de dos años, las primeras hipótesis apuntan que el pequeño Julen Roselló, que presentaba numerosos traumatismos, falleció en la caída al fondo del pozo, el mismo día en el que cayó al pozo ilegal. 

Ahora, las autoridades españolas activaron las investigaciones correspondientes para esclarecer lo ocurrido y depurar posibles responsabilidades sobre este caso que conmocionó al país.

“Ha sido una carrera de obstáculos, los que la montaña nos ponía”. Así describió el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, las arduas labores de rescate desarrolladas durante 13 días y que acabaron con el trágico hallazgo del cuerpo sin vida de Julen, el pequeño de dos años y medio que cayó a un pozo ilegal en Totalán (Málaga) el pasado día 13. 

En su comparecencia, Gómez de Celis señaló que el cadáver fue encontrado a una profundidad de 71 metros, ya que la perforación original de 110 metros de profundidad había sido rellenada.

Lea también Conmoción en España: Hallaron sin vida a Julen Roselló

El trágico final del pequeño Julen Roselló

La autopsia al menor comenzó este sábado en el Instituto de Medicina Legal. Fuentes próximas a la investigación señalan que el cuerpo de Julen Roselló presenta múltiples contusiones visibles, fruto, según las primeras hipótesis, de los impactos con las paredes del túnel en su caída.

El pequeño cayó de pie y, como consecuencia de un acto reflejo, con los brazos hacia arriba.

Tras el examen, los restos mortales del niño fueron trasladados sobre las cuatro de la tarde hasta la funeraria de El Palo, barriada de la ciudad de Málaga, España, en la que vive la familia de Julen.

Los enormes esfuerzos de los equipos de rescate se desvanecieron cuando, a la 1:25 horas del sábado, se halló el cadáver del pequeño en el pozo. Minutos después, la Guardia Civil se lo comunicó a los padres del niño, José Roselló y Victoria García.

Todo el diseño de la operación, que se realizó de manera urgente, y todos los trabajos que se han acometido estaban basados en una tesis: que Julen estaba en el pozo. Se ha trabajado con urgencia, pero con mucha delicadeza”, explicó Gómez de Celis.

Este trabajo de precisión quedó muy patente en las dos últimas microvoladuras realizadas para romper la roca y llegar al pequeño. Como explicó el delegado del Gobierno, la cercanía a Julen obligaba a extremar las precauciones. “Se trataba de llegar sin causarle daño”, añadió. Tras la activación de la comisión judicial, el levantamiento del cuerpo del pequeño se realizó a las cuatro de la madrugada del sábado.

Tras la triste noticia, unos 250 vecinos se concentraron en la plaza de Demófilo Peláez Santiago en señal de duelo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *