BAFICI: pluralidad, controversia y cine indepentiente

143

Argentina– “Es el mejor festival de cine del mundo”, exclamó el director y guionista Martín Holzman, finalista en la primera entrega del premio INCAA TV al mejor corto nacional, sobre el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI). El pasado domingo se cerró la edición 18º con una convocatoria superior a los 380 mil espectadores, cifra que arrojó su edición predecesora.

BAFICI empezó en 1999, organizado por la Secretaría de Cultura de CABA, y convocó a importantes figuras como el director estadounidense Todd Haynes, además de 120 mil concurrentes. Después de tantos años, no paró de crecer: este año hubo cientos eventos repartidos en 27 sedes, con el corazón en el Centro Cultural Recoleta.

Por otro lado, el festival no fue todo arte, sino que también se vivió un fuerte momento de tensión cuando el controversial Darío Lopérfido, ministro de Cultura porteño, fue repudiado por los directores de película ganadora La Larga Noche de Francisco de Sanctis. Andrea Testa y Francisco Márquez, junto a otros asistentes le exigieron al funcionario su renuncia por haber declarado en enero que “no hubo 30 mil desaparecidos”.

Desde entonces, organismos de derechos humanos y distintas personalidades de la cultura reclaman que el director del Teatro Colón y titular de la cartera de Cultura porteña deje su cargo. Fue llamativa la reacción del ex director del BAFICI, Eduardo “Quintín” Antín, quién apoyó al funcionario macrista que se había refugiado en una librería del Village Recoleta. “Me da bronca que se utilice el festival para estos actos kirchneristas malintencionados”expresó el reconocido crítico de cine, mientras afuera la gente lo tildaba de fascista.

A lo largo de los días, el hall central del complejo de cines se vio siempre colapsado por largas filas de personas. En su mayoría, estudiantes o aficionados del cine que aguardaban por ese instante de liberación que supone el bajar al primer subsuelo y disfrutar la película elegida. Entre ellos, hubo quienes optaron por una vestimenta casual y los que no quisieron pasar desapercibidos, convencidos por su narcisismo y extravagancia. También muchos extranjeros, reconocibles por su fonética distinta, disfrutaron de las proyecciones.

Por otro lado, Martín Holzman presentó por primera vez su corto La reina del baile, donde se encargó de la dirección y el guión. La filmación, con Fabián Arenillas y Mirta Wons como protagonistas, expone la relación disfuncional de una pareja que se acerca a los 50 años. Compitió con otras 17 películas que oscilaban entre las que aprovecharon cada segundo para exponer, al menos de forma sutil, los detalles de la historia y las que tuvieron una narrativa casi dadaísta, con una exposición prácticamente inexistente.

Las salas contaron con un público escaso para el concurso del INCAA TV, a pesar de que las entradas costaban apenas 35 pesos. Además, entre los espectadores pocos aguantaban todas las proyecciones, la mayoría se iba tras ver el corto que le interesaba o a lo sumo otros dos.

Holzman catalogó al BAFICI como un evento “muy plural” en cuanto a la programación, donde se pueden ver películas que “no convocan un millón de espectadores ni venden pochoclos”. Considera que lo independiente del cine tiene que ver con la forma de hacerlo y vivirlo. “Cuando las películas se contaminan con muchos intereses económicos pierden su esencia”, denunció.

En cuestiones políticas, no vislumbró diferencias con el festival anterior ya que el BAFICI “sigue siendo de la Ciudad”, que sigue gobernada por el mismo partido. El Instituto (de Cine) funcionó y hubieron muchos trabajos gracias a los subsidios”, argumentó, valorando las políticas que se desarrollaron durante los últimos 12 años. “Parece difícil que el nuevo gobierno siga funcionando así, pero soy optimista”, aclaró.

Dentro del ciclo de conferencias que se brindaron a lo largo del festival, resaltó La Magia de Aardman por dentro. En el cuadragésimo aniversario de la compañía de animación inglesa, su director creativo, Melvin Crossingham, fue invitado a disertar en el Centro Cultural Recoleta. Cómo producen películas animadas y cómo llevan a cabo los procesos creativos fueron los temas centrales.

La conferencia se llevó a cabo con tranquilidad y atención absoluta. La sala “El Aleph” estuvo desbordada, con gente sentada hasta en los escalones y un grupo de hippies que decidieron, por inercia y costumbre, sentarse en el piso. Si bien la calidad del sonido era regular, el silencio que imperaba permitía escuchar al entrevistado.

Crossingham se manejó en todo momento con un intérprete español-inglés, que, a veces, omitía partes de las respuestas del director, lo que generó risas e indignación. Cuando se le preguntó quién modelaba los personajes, él respondió que los mismos animadores y directores y se dedicó el resto de la conferencia, mientras respondía preguntas, a transformar un pedazo de arcilla en Morph, personaje popular de la productora.

En relación al BAFICI, opinó que “es un festival muy bueno y muy bien organizado”. Agregó que si bien se trata de un evento de grandes proporciones, “se siente muy íntimo” y no descartó volver para una próxima edición. “Es realmente maravilloso”, consignó.

La 18º edición del BAFICI se consolidó como uno de los festivales de cine más destacados del mundo. La producción independiente supo llevar el festival y proyectó filmes innovadores, arriesgados y comprometidos. Las diversas expresiones culturales coexistieron en perfecta armonía, así como también las nuevas generaciones: directores consagradados, como Peter Bogdanovich, y nuevos talentos, como Martín Holzman.

Sin embargo, no todo fueron alegrías. Si bien el festival se jactó de alcanzar “el largo y ancho de la Ciudad” por incluir distintas zonas carenciadas, no lo hizo con la intención de promover políticas culturales e inclusivas, sino de “maquillaje”. “Todos los vecinos pueden disfrutar de un cine de calidad”, consigna el gobierno a través de la página oficial del BAFICI, ¿podrán también los mismos vecinos gozar de una vida de primera calidad?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.