Banco Central de Argentina trató de calmar a inversores tras devaluación del peso en 8%

El mercado del dólar en Argentina sigue generando incertidumbre a propios y extraños por las bruscas movidas en el valor de cotización de la divisa estadounidense. El Banco Central sigue siendo protagonista, esta vez con los inversores.

El Banco Central continúa aplicando políticas de shock directo al mercado para contener el avance de una devaluación más sobre el peso. Esto luego de que el pasado fin de semana la moneda argentina se devaluara en más de 8% con respecto al dólar.

Su valor de cotización al inicio de esta semana fue de 21,69 pesos por dólar, lo que representa una caída de 17 centavos a nivel mayorista. Sin embargo, ese valor se estabilizó y se recuperó luego de que arrancara perdiendo 26 centavos.

Precisamente, la tasa de cambio se mantuvo como referencia casi fija entre los principales bancos en Argentina durante la jornada de este lunes. Por ejemplo, el banco Nación vendía el dólar a 22,20 pesos; el Francés, a $22,29; el Provincia, también a $22,20 y el Galicia a $22,35.

Rápidamente, el Gobierno tomó acciones para calmar las ansias del mercado desde el pasado viernes. Fue así que los ministros de Economía Dujovne y Caputo salieron en rueda de prensa a anunciar que el déficit fiscal proyectado será menor al que se estimaba en el Presupuesto.

El dólar y los inversores en Argentina

El objetivo de este anuncio era calmar a los inversores locales y extranjeros, quienes no está dispuestos a esperar un eventual desplome del peso frente al dólar y volver más riesgosas sus inversiones.

De hecho, se espera que ese déficit en la obra público baje hasta 30.000 millones de pesos.

Por otra parte, el BCRA llevó la tasa de política monetaria a 40%. Este es el nivel más alto durante el gobierno de Mauricio Macri.

La estrategia del ente emisor iba mucho más allá incluso de ese anuncio. El ataque a la disparada del dólar fue directo y certero. Por ello, decidió aplicar una política monetaria de shock y un salvavidas fiscal.

A esto se debe el hecho de que el BCRA inundara el mercado de liquidez, así como bajara las expectativas de un flujo de caja fiscal en saldo negativo con una brecha muy grande.

Lea también: Brasil abrió el apetito de los inversores

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email