jueves, octubre 21, 2021
InicioInternacionalesBanco Mundial habló de América Latina

Banco Mundial habló de América Latina

Montevideo.- El final de la bonanza en conjunto con el aumento de precios de materias primas de la cual se benefició América Latina dejó al descubierto debilidades en la gestión de recursos adicionales, según informó el Banco Mundial. Adicionalmente solicitó la creación de mecanismos de ahorro en los países de la región.

«Estamos mal, en el quinto (5to) año de desaceleración económica ante América Latina, el segundo (2do) año de recesión y el año venidero es posible que pueda ser de recesión», predijo Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial (BM) para América Latina y el Caribe en un seminario en Montevideo.

Luego del boom del precio de los commodities -materias primas- que la región exporta, aparecen problemas en países que no supieron administrar la bonanza.

A la República Bolivariana de Venezuela le fue terrible y otras economías como Brasil enfrentan serios problemas, manifestó De la Torre. En el caso de Venezuela, su principal producto de exportación (por no decir el único) es el petróleo, en tanto Brasil es un monstruo en la exportación de materias primas de origen agropecuario.

Según Augusto de la Torre, la variación clave que explica un comportamiento mejor o peor en un entorno de caída de ingresos por exportación tras un ciclo positivo es el ahorro.

«El gobierno de noruega cuando sube el precio del petróleo no lo consideran ingreso. El aumento de precio instantáneo lo consideran como un golpe de suerte que hay que ahorrarla, y lo colocan en el fondo soberano noruego», dijo el economista.

[pullquote]¿Cómo considerar en las cuentas nacionales estas bonanzas?, se preguntó. «Sería bueno que en la región tuviéramos (…) mecanismos establecidos para apartar y guardar estas ganancias», destacó.[/pullquote]

Podemos analizar que en medio de una caída del crecimiento en China, el principal cliente de la región, y con una baja del precio de las materias primas, los países que menos ahorraron tienen menos capacidad de respuesta de para manejar en sus políticas la caída por esos motivos, atraviesan graves problemas.

En este mismo sentido, «el espacio de capacidad de respuesta está distribuido en forma muy desigual en los países de la región, y hay algunos con espacios tan limitados que se ven obligados a hacer un ajuste más rápido y con mas riesgo», concluyó a su vez el informe mostrado por De la Torre. 

En abril, el BM revisó al alza sus previsiones para los precios del petróleo, de 37 a 41 dólares por barril en el año 2016, pero consideró una caída de 5,1%, desde un 3,7% planteado en enero, de los precios de los productos básicos no energéticos, entre los cuales se encuentran los minerales y materias primas de origen agropecuario que se generan en América Latina.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments