Internacionales

BBVA alertó que el PIB de España crecerá, pero aumentarán los riesgos

El Instituto Nacional de Estadística adelantó en abril que el crecimiento de la economía española había sido de 0,7% en el primer trimestre

La economía española no crece en vano. Trae consigo riesgos financieros de los que ya se le advierte al Gobierno. Y es que el PIB del país crecerá un 0,7% en el segundo trimestre. Iguala así los avances logrados en períodos anteriores, pero lo hará en un entorno de mayores riesgos, según el estudio observatorio de mayo del BBVA Research.

El servicio de estudios de la entidad bancaria destaca que, con la información que se tiene hasta el momento, se sostiene la proyección de un crecimiento de 2,9% al cierre de 2018. Esto “a pesar de que los riesgos han aumentado”, señala el BBVA, uno de los mayores bancos de España.

Uno de los principales riesgos potenciales que se ciernen sobre la economía española es la probable aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Al respecto, el BBVA indica que esos presupuestos inducen “un sesgo al alza” sobre el crecimiento de la demanda interna.

Los factores que inciden en el PIB de España

Esto se debe a que, en la medida que las instituciones con presupuesto asignado puedan atender las demandas con los recursos que les dio el Gobierno, se mantenga estable la demanda interna de bienes y servicios.

El banco también señala que se han intensificado los riesgos con tendencia a la baja asociados a la política comercial de Estados Unidos, las tensiones geopolíticas y el aumento de las materias primas.

Asimismo, si se expande una política monetaria más restrictiva en los mercados emergentes, podría disminuir el acceso a crédito para España. Esto tendría un efecto inmediato en la estabilidad del PIB, así como en cualquier proyección que se haga sobre ese indicador.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), que se encarga de la publicación de los datos de Contabilidad Nacional, adelantó en abril que el crecimiento de la economía española había sido de 0,7% en el primer trimestre, reseñó el diario El Mundo.

Pero el factor central para la expansión del consumo y, por ende, de la actividad económica, fue la demanda doméstica. Entre enero y marzo, el consumo privado representó el 0,5% de la demanda y el consumo público un 0,4%.

Esto indica que la dinámica en la actividad de las empresas privadas repunta con alta proporcionalidad en el Producto Interno Bruto (PIB) global de España.

Lea también: BBVA rebajó previsión de crecimiento para España

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close