BCV: La banca nacional no tiene capacidad patrimonial para financiar la economía

155

El Gobierno de Venezuela pasa por un severo problema de flujo de caja, déficit de ingresos, burbuja de deuda externa con alto riesgo de demandas, devaluación interna de la moneda e hiperinflación, que pulveriza el valor monetario de la economía en solo días. Todos esos factores inciden directamente en la banca nacional, según lo advertido por el BCV.

Y es que un informe del Banco Central de Venezuela (BCV) establece que la banca nacional “no tiene capacidad patrimonial para financiar la economía”. Por ello, la evolución del crédito en lo que queda de 2018 será compleja, lo que podría acentuar la coyuntura económica actual de país.

“Bajo la estructura de las tasas de interés actuales, la ampliación patrimonial es inviable y, en algunos casos, existe pérdida de patrimonio por resultados netos desfavorables. En general, el ritmo bancario ha desmejorado. De hecho, no hay entidad en riesgo bajo”, aseguró el superintendente de la Instituciones del Sector Bancario, Antonio Morales.

Esto significa que la inflación ha obligado a los bancos a incrementar frecuentemente sus tasas de interés. Se debe a un círculo vicioso en el que los bancos aumentan los financiamientos por el ajuste de los precios, pero los intereses suben para que las ganancias de esos bancos puedan mantenerse.

“Necesitamos el fortalecimiento del patrimonio de la banca porque no es solamente el Estado quien tiene que estar tomando medidas. Se trata de un compromiso de todos”.

Lea también: Se registró una fuga de gas en el Centro Refinador Paraguaná en Venezuela

Advertencia sobre riesgo del BCV y la banca nacional

Por su parte, el presidente de la Asociación Bancaria Nacional (ABN) de Venezuela, Arístides Maza, aseveró que “la banca y el sistema bancario del país atraviesan un riesgo enorme porque la causa del mal es la inflación”.

Precisa que existen unas tasas de interés del 24% con una inflación inmensa (46.305% y 1.000.000% proyectado al cierre de 2018 por el FMI) “que no hemos podido controlar”, dijo.

“Hace 10 años o más que no se reparten dividendos en las instituciones. La banca es un negocio y el patrimonio está ahí. Continúa ahí y es un aporte enorme que el accionista está dando”, acotó Maza.

Es exactamente el aumento desmedido de la hiperinflación lo que devalúa los créditos y la capacidad de los bancos para otorgarlos. Es tanta la inflación que un crédito promedio debería oscilar entre 500 millones y 1.000 millones de bolívares, según expertos. Siendo así, las tasas de interés se dispararían al 100% y crecerían cada mes entre 50% y 100% adicional.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *