Berlín irá a las urnas

96

Alemania.-  Tomando en cuenta la multiplicidad  y variedad que caracteriza a la colectividad berlinesa, sobre todo en analogía con las otras grandes metrópolis alemanas, no resulta extraño que sea tan difícil vaticinar quién o quiénes administrarán y regirán la capital germana durante el próximo lapso. Dos millones y medio de individuos han sido citados y convocados a las urnas este domingo 18 de septiembre y los intereses en juego se encuentran bastante disímiles.

En este sentido, el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) resulta la única formación respaldada por más del veinte por ciento de los consultados en las encuestas. Sin embargo, tres rivales le pisan los talones: los aprendices de Alternativa para Alemania (AfD) a un extremo; los Verdes por otro lado, y la Unión Cristianodemócrata (CDU), en el lugar de las estadísticas y averiguaciones de popularidad.

Algunos sitúan en duda que las elecciones regionales de la ciudad de Berlín puedan reflexionarse como un barómetro honrado de cara a los comicios federales que se aplaudirán en la nación Alemania en el año 2017, debido a que los grandes temas de la campaña electiva capitalina son más locales que nacionales. Y los ciudadanos berlineses permanecen  muy insatisfechos con el estado de su ciudad.

Serios desafíos

El tránsito resulta un caos, las obras de edificación no tienen fin, no hay forma funcional de lograr o conseguir citas próximas en las oficinas públicas, la reconstrucción del Aeropuerto de Berlín-Brandeburgo Willy Brandt ha costado mucho más de lo determinado y su fecha de comienzo o lanzamiento –aún abandonada– ha sido postergada varias veces. Muchos de sus colegios se encuentran en etapa deplorable y su representación es escasa para compensar la demanda de una población en invariable crecimiento: un promedio de cuarenta mil personas se muda a Berlín durante cada año.

El atractivo de esta ciudad resulta innegable. Berlín representa el corazón político de una fuerza mundial, una manifestación a cielo abierto de formidable valor histórico, la capital de las fiestas, las drogas y el sexo; meca turística e imán de nuevos ambiciosos y negociantes. De forma precisa, sus colectividades y su infraestructura se encuentran de manera constante enfrentados a serios desafíos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *