sábado, octubre 23, 2021
InicioDeportesBoca goleó a Newell's y se prende en el torneo

Boca goleó a Newell’s y se prende en el torneo

Capital Federal, Argentina.- En un partido en el cuál el equipo del Vasco encontró rápido el gol, se aprovechó de una Lepra que expuso falencias y le ganó por 4-1. Ahora, los de la Ribera se pusieron a dos de la punta.

La realidad venció al tiempo. Prácticamente sin correrse el cronómetro, el Xeneize se puso instantáneamente en ventaja y no fue más que una premonición de lo más tarde ocurrió. Durante más de un tiempo hubo una disparidad notable, y se justificó con goles. En el local, volvió la calma; en el conjunto rosarino, esperan con ansías la llegada de Osella.

El reloj rondaba por los 33 de segundos, cuando Molina inició por la banda derecha lo que fue la jugada que abrió el marcador. Posteriormente, la recibió Palacio y en un marco muy sució, metió al área de forma rasante una pelota con mucha potencia. Bentacur, en el punto del área penal, le pegó de primera y venció a Unsain. Un tanto desde el vestuario, que envalentonó a Boca pero que sobre todo hizo caer en lo más bajo al rojinegro, que asfixiado por sus problemas deportivos y luego psicológicos, jamás consiguió poner argumentos sobre la mesa para emparejar la situación.

Solo cinco minutos después, Carlos Tévez liquidó el partido. Sí, faltaba mucho, pero el ambiente hacia notar que era imposible salvar las diferencias. En un tiro libre cercano a la zona penal, el jugador de Selección Argentina disparó al palo del arquero de Newell’s, que muy tapado dejó pasar la pelota.

Con el fugaz 2-0, Boca se empezó a florear. Lodeiro, Palacios y principalmente Carlos Tévez, empezaron a demostrar su jerarquía y redujeron al elenco conducido interinamente por Juan Pablo Vojvoda a la nada. Los espacios que dejó Newell’s, fueron enormes: Diego Mateo no se adaptó nunca a la velocidad e intensidad que propuso el medio xeneize, y encima el mediocampo restante, tampoco acompañó. En ese escenario, a las espaldas de los centrocampistas rojinegros, los elaborades de turno locales (el más notorio, Tévez), sistemáticamente generaron juego y situaciones para marcar detrás de la línea final que no escalonó en toda la noche. Tan así fue que a los 10 minutos, de forma errónea, le anularon el tercer gol.

A partir de la media hora de juego, se notó que la idea en el local fue jugar un poco más atrasado, posiblemente para tomar aire de los primeros minutos en los cuáles hubo un importante trabajo de presión y marca en todos los sectores de la cancha. Aún así, en el final de la primera parte, Silva convirtió un nuevo gol. Después de un tiro de esquina con despeje de los marcadores leprosos, el lateral izquierdo se encontró en total libertad y decidió pegarle apenas afuera del área. Ignacio Scocco, quién debió tomar al jugador azul y oro, estuvo cerca de evitar el tiro, pero solo provocó una desviación en el mismo, que volvió a dejar sin respuesta a Ezequiel Unsain.

En el entretiempo, además de la salida del arquero rosarino (por lesión), desde el banco dispusieron que ingrese Lucas Mugni por Ignacio Scocco al terreno de juego. El ex – Colón, en principio, intentó modificar algo, pero el contexto fue demasiado abrumador para sus capacidades.

Con un Boca visiblemente más relajado, Newell’s descontó el tablero. Maximiliano Rodríguez, tras un corte en mitad de cancha y posterior traslado de Lucas Boyé, con suma calidad le pegó abierto al palo opuesto en que se encontraba. El gol de poco sirvió para cambiar el desarrollo final.

Cualquier tipo de ilusión desde lo numérico, porque desde el juego era complicado remontar el partido, fue derribada por una nueva conquista boquense. Carlos Tévez, con esférico dominado, paso en velocidad por un lugar plagado de jugadores leprosos. Ninguno fue capaz de intervenir para robarle la pelota, y el delantero llegó hasta la línea de fondo para enviarle una asistencia a Palacios que decretó el 4-1 final.

Con esta victoria, Arruabarrena nuevamente tiene estabilidad como entrenador al conseguir los últimos seis puntos en juego. Además, Boca otra vez está en la pelea ya que se puso a dos unidades de los líderes del certamen. En tanto, la entidad rosarina recibió un puñetazo de la realidad. Luego de un tranquilizante 5-0 sobre los suplentes de Racing, volvió a jugar definitivamente mal y necesita de suma urgencia un director técnico capaz de enderezar un rumbo adverso, pero que está muy por debajo de lo que realmente puede cosechar Newell’s. En breve, Diego Osella tomará el mando y su mayor objetivo será recobrar el orden y el entusiasmo.

Síntesis

Boca (4): Agustín Orion; Nahuel Molina, Daniel Díaz, Juan Manuel Insaurralde, Jonathan Silva; Fernando Gago, Andrés Cubas, Rodrigo Bentancur; Nicolás Lodeiro; Sebastián Palacios y Carlos Tévez.

Newell’s (1): Ezequiel Unsain; Marcos Cáceres, Fabricio Formiliano, Sebastián Domínguez y Emanuel Insúa; Luis Advíncula, Diego Mateo, Denis Rodríguez, Maximiliano Rodríguez; Ignacio Scocco y Lucas Boyé.

Goles: en el primer tiempo, a los 33 segundos, Bentancur (B); a los 5 minutos, Tévez (B) y, a los 36, Silva (B). En el segundo tiempo, a los 11 minutos, Maximiliano Rodríguez (N) y, a los 27, Palacios (B).

Cambios: en el segundo tiempo, desde la reanudación, Sebastián D’Angelo (N) por Unsain y Lucas Mugni (N) por Scocco; a los 16 minutos, Pablo Pérez (B) por Gago; a los 31, Andrés Chaves (B) por Tévez; a los 36, Mauro Formica (N) por Advíncula y Marcelo Meli (B) por Cubas.

Cancha: Boca.

Árbitro: Fernando Espinoza.

 

[youtube url=»http://www.youtube.com/watch?v=QQSzItN5o08″ width=»500″ height=»300″]

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments