Boca se llevó el triunfo salvado por su delantera

113

En una actuación de equipo muy deslucida, aparecieron Centurión y Benedetto para darle la victoria a Boca por la mínima, ante un muy digno papel de Defensa y Justicia.

No hay que olvidar que el factor decisivo de la levantada de Boca sobre el final del año 2016 fue el retorno de Fernando Gago. Boca comenzó a encadenar victorias con gran nivel futbolístico y se acomodó en la punta del campeonato. Ahora, ante Defensa y Justicia y de local, el xeneize se encontró extrañando al ‘5’ luego de su nueva lesión: el juego no apareció y se generó poco, pero la jerarquía de sus delanteros le terminó dando el gol de la victoria (jugada de Centurión  y remate final de Benedetto).

El partido se planteó muy complicado desde el comienzo: Defensa mostró que es uno de los equipos más serios del torneo, con su criterio para presionar y para jugar. Desactivó el mediocampo Pérez-Pérez-Bentancur y tuvo a Castellani (de conductor) y a Bouzat (de desequilibrio) como sus puntos altos. Sin embargo, las primeras jugadas claras fueron para Boca.

Dos buenas proyecciones de Pavón por derecha derivaron en oportunidades claras para Centurión: una, a los 2 minutos (Ricky la terminó picando por arriba del travesaño); y la más clara, a los 17 (clarísima: centro rasante del ‘7’ al corazón del área, que su compañero de ataque también mandó por arriba del arco). Y al final del primer tiempo, una buena combinación entre Pavón y Silva desembocó en el centro de Jonathan para Benedetto, que solito metió un buen cabezazo pero éste se estrelló en el palo.

El puntero tuvo las más importantes del primer tiempo pero el juego no aparecía: Pablo Pérez y Bentancur tenían muy poco peso y estaban imprecisos, mientras que Sebastían Pérez parecía casi nervioso en su tarea de reemplazar a Gago. En la segunda parte, ya ni siquiera hubo insinuaciones de Boca, sino del visitante: Kaprof la tuvo en el empeine de su pie izquierdo pero Vergini se lanzó heroico para tapar el remate y evitar la caída de su arco.

Pero apareció el mejor jugador xeneize en 2017. Centurión recibió avanzado en el campo y se empeñó en destrabar el partido de una vez por todas: cambió de velocidad y dejó a tres en el camino, se abrió y metió el pase a Benedetto, que definió de carambola al travesaño. El rebote quedó para Solís (ingresado por Seba Pérez), que dio al Pipa otra chance que no desaprovechó: control y remate certero para desatar el descargo de todo un estadio.

A partir de ahí, Boca pudo aguantar el empate sin inconvenientes. Barrios por Páblo Pérez y Jara por Pavón, entraron para reforzar el medio y mantener el 1-0. Una victoria deslucida, rescatada por la calidad de los hombres de ataque, pero que vale mucho teniendo en cuenta la ausencia de Gago y la complicación que presenta hoy en día enfrentar a Defensa y Justicia. Una victoria que pone a Boca más puntero que nunca.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *